Tasa de vacancia en oficinas en el Gran Santiago disminuyó a 4,5% en abril-junio

|

Oficinas


La consultora inmobiliaria NAI Sarrà dio a conocer su informe trimestral del mercado de oficinas, correspondiente al segundo trimestre del año en curso, el cual arrojó que la tasa de vacancia de oficinas clase A y B en Santiago se situó en 4,5%, principalmente por la poca cantidad de nuevos proyectos que se han incluido en la capital en los últimos periodos.

Dentro del reporte se destaca el caso de Huechuraba, donde el sector de Ciudad Empresarial mostró su menor tasa de vacancia en los últimos 7 años, llegando a 7,11% del total disponible. Este factor se debe, en gran medida, a proyectos que buscan mejorar la conexión vial con los demás distritos, como la Autopista Américo Vespucio Oriente (AVO) y el Teleférico Bicentenario.

“Durante el primer trimestre, el mercado de oficinas en Santiago continuó su mejora en los principales indicadores. La disminución en la tasa de vacancia demuestra que el mercado comienza a reaccionar, existiendo además un leve aumento en los valores de arriendo”, sostuvo Jaime Sarrà, director general de NAI Sarrà.

Además de Ciudad Empresarial, otro submercado que logró atraer a usuarios y empresas es Providencia, que también mostró una baja en la tasa de vacancia durante el segundo trimestre, llegando a 3,51%, tanto en oficinas de clase A como clase B.

Los sectores de El Golf, Nueva Las Condes y Nueva Apoquindo siguen siendo los más atractivos para los inversionistas institucionales, debido a su alta demanda de arrendatarios, elevados niveles de renta y baja tasa de vacancia; logrando una estabilidad en los flujos de renta que los sitúan como favoritos.

Otro sector que ha mostrado un crecimiento importante es San Damián, donde gran parte de la oferta disponible de oficinas es de clase A. Debido a la gran cantidad de metros cuadrados que se han incluido en los últimos periodos, la tasa de vacancia del sector se sitúa en 34,04%.

Según consignó el informe, la edificación de nuevos proyectos en ese sector continuará a futuro, principalmente por la gran disponibilidad de terrenos con permisos comerciales, el aumento de los servicios y la llegada de la futura Línea 7 de la red Metro, proyectada para el año 2026.

Debido al mal escenario económico a nivel mundial, que ha provocado una desaceleración en Chile, el Banco Central decidió bajar la Tasa de Política Monetaria, buscando incentivar la inversión y generar un impacto positivo en el mercado inmobiliario nacional.