¿Quiénes ocupan las oficinas Premium en Santiago?

|


Santiago 3

El rubro de servicios empresariales es el que ocupa mayor cantidad de metros cuadrados de oficinas clase A en Santiago, con un 25,8%. Le siguen los bancos con un 11,3% y las entidades de seguros y servicios médicos con un 10,3%. Estos son los datos que arroja el informe Ocupantes de oficinas que presentó por primera vez en Chile Cushman & Wakefield.

Para llevarlo a cabo, la firma global de servicios inmobiliarios corporativos levantó metro por metro el mercado de oficinas clase A de la capital de Chile, para conocer qué empresas ocupan esos edificios y qué actividades desarrollan, e identificar dónde eligen establecerse los arrendatarios más grandes.

Del total del estudio, que llegó a 1,36 millones de metros cuadrados, el 47,4% está ocupado por los tres rubros mencionados anteriormente. No obstante, también se evidencia la presencia de rubros de tecnología e informática con 6,5%, servicios inmobiliarios con 5,9% y minería y petróleo con 5,4%.

Por submercados, en El Golf, Nueva Las Condes y Santiago Centro se destaca la ocupación de empresas dedicadas a servicios empresariales, mientras que en Apoquindo y Providencia son las entidades de seguros y servicios médicos las que concentran más metros cuadrados. Además, en Santiago Centro, el segundo mayor ocupante es el sector público, que reúne el 23,9% de la superficie del submercado.

“En términos de metros cuadrados, la superficie ocupada por empresas de servicios empresariales y bancos en el El Golf es más alta que el inventario total de los submercados Apoquindo y Santiago Centro”, explica Gustavo Valenzuela, Director de Brokerage de Cushman & Wakefield Chile.

Valenzuela sostiene que también se examinó a qué sector de la economía corresponden las empresas que ocupan estos edificios: el 13% pertenecen al sector secundario de la economía, el 19% al sector primario y el 68% al sector terciario. “Esto muestra que existe una correlación entre el PIB nacional y la superficie ocupada por compañías que operan en la actividad secundaria. Mientras que, por otro lado, es notable la diferencia entre el aporte que realiza la actividad primaria a la economía nacional, y la cantidad de metros que ocupa en las oficinas de Santiago. En cuanto al sector terciario, la ocupación de metros es más intensiva que el aporte que realiza a la economía del país”, añade.


Acceso a la información


“Conocer cómo se distribuye la ocupación de la superficie de edificios clase A supone una valiosa herramienta de decisión tanto para inversores como para las empresas que buscan espacios de oficinas”, aseguró en ese contexto Valenzuela.

El Gerente de Valuaciones y Consultoría, Pablo González, coincide con esto, dado que a su juicio, el acceso a la información, además de hacer más transparente el mercado, elimina asimetrías y estandariza las métricas haciendo más entendibles y comparables los datos. En ese contexto, sostiene que “el mercado inmobiliario comercial se hace más atractivo para inversionistas, especialmente los institucionales”.

Asimismo explica que en países con mercados de oficinas profundos y sofisticados, la información relativa a propietarios y arrendatarios, superficies, rentas y plazos de contratos, está disponible para quien la consulte. En Chile, particularmente, mucha de esta información es manejada de forma confidencial.