EBITDA de Viña Concha y Toro bajó durante el primer trimestre

|

Concha y Toro



Viña Concha y Toro S.A. dio a conocer hoy sus resultados consolidados del primer trimestre de 2019. La venta consolidada alcanzó $130.686 millones, presentando un alza de 5,0% respecto al igual trimestre de 2018.

En el primer trimestre del año Viña Concha y Toro ha continuado trabajando bajo los lineamientos de la nueva estrategia comercial con foco en el crecimiento en valor.

En este contexto destacamos el crecimiento de 10,2% de la categoría vino, con alzas en facturación en la mayoría de nuestros mercados. La mayor expansión se observó en los mercados de exportación con un alza de 12,9%, con un mayor volumen, mejor mix y un efecto positivo de tipo de cambio. Asimismo, se registró un positivo desempeño en mercados como Reino Unido, Brasil y México, donde la integración comercial con distribución propia ha favorecido la ejecución de la nueva estrategia y hemos observado un sólido crecimiento de la venta. En la misma línea, las exportaciones totales de Argentina crecieron un 74%, por un importante aumento a través de las oficinas de distribución.

En este trimestre se observó un crecimiento de doble dígito en la marca Casillero del Diablo, de la categoría Principal, tanto en volumen como en valor, así como en las marcas de la categoría Invest, Trivento Reserve, extensiones superiores de Casillero del Diablo y 1000 Stories.

Por su parte, en el mercado de Estados Unidos, Fetzer Vineyards continúa progresando en la absorción del portfolio de las marcas importadas de Chile y Argentina. El proceso de integración ha concluido y toda la operación de logística e importación está radicada en Fetzer Vineyards. Esto ha tenido un impacto en el volumen de venta, lo que era esperable para esta fase del proceso.

En el mercado doméstico de Chile, la venta de vino creció un 6,2%, con un mayor precio promedio y un volumen ligeramente a la baja, en línea con lo observado en la industria. Destacamos el buen desempeño de la categoría Premium, liderada por la marca Casillero del Diablo y sus extensiones de línea superiores.

El EBITDA del trimestre se redujo 1,9%, principalmente por un mayor costo del vino, un aumento en los gastos de administración y ventas, y una menor dilución de gastos, en un contexto de menores volúmenes. Finalmente la Utilidad del trimestre totalizó $5.328 millones, un 17,5% menor a lo registrado en 2018, lo que se explica principalmente por un menor resultado por Diferencias de Cambio.