92% de los plásticos en Chile no sabemos donde terminan

|


Plastico

Hace unas semanas apareció una ballena muerta con 22 kilos de plástico en su estómago. Una realidad que está sucediendo en todas partes de la Tierra. De acuerdo con el Informe Estado del Plástico 2018 de ONU Ambiente, al año se producen 300 millones de toneladas de residuos plásticos, lo que equivale al peso de toda la población humana.

En el día de la Tierra, la organización ambientalista, Greenpeace hace un llamado a elegir reducir el consumo de plástico. "La humanidad está consumiendo plástico en un nivel alarmante y hoy debemos detenerlo. A lo largo de la historia, sólo el 9% de las nueve mil millones de toneladas de plásticos que se han producido en el mundo, ha sido reciclados. La única capa que no necesita la Tierra es la de los desechos plásticos que termina en el medioambiente formando gigantes sopas de plástico y siendo consumidos por animales y especies como el caso de esta ballena", explica Soledad Acuña, vocera de Chile Sin plásticos de Greenpeace.

Y agrega: "Estas cifras alarmantes tienen un protagonista: los plásticos de “un único uso”. Y Chile no está ajeno. En nuestro país, según el último informe de la Asociación de Plástico de Chile ( ASIPLA), sólo el 8% de los plásticos se pueden reciclar. Entonces, el otro 92%, ¿sabemos dónde terminan? En Chile no hay capacidad reciclar la cantidad de plásticos que consumimos".

Pero, ¿cuáles son estos plásticos de “un único uso” y por qué son tan contaminantes? Los plásticos de “un único uso” son aquellos materiales que se utilizan una sola vez y luego se botan. Pueden ser desde envases de plástico que contienen algún tipo de alimento como verduras, carnes, quesos, jamones, arroz, tallarines. Básicamente todo lo que compramos en el supermercado que después de abrirlo se tira a la basura. Así también, son plásticos de “un único uso” los vasos desechables, cubiertos, platos, botellas de agua o bebidas, bolsas de supermercado, tapas, bombillas , agitadores y envoltorios que consumimos al paso o para alguna celebración y que también usamos y botamos.

La campaña de Greenpeace para eliminar los plásticos está dirigido a solicitar a las Municipalidades que aprueben ordenanzas dirigidas a eliminar estos plásticos, estableciendo reglamentos que obligue a los comercios a disminuir la cantidad de plástico innecesario que está circulando en las casas de los ciudadanos y luego llegando irremediablemente a contaminar la Tierra y los mares de nuestro país. Para quienes quieran sumarse pueden ingresar a www.greenpeace.cl y pedir a su municipalidad que elimine los plásticos de un único uso en su comuna.

Mañana se realizará la votación en la Municipalidad de Providencia de la ordenanza para eliminar los plásticos en esa comuna y Greenpeace estará a atento a esta primera posibilidad de ganarle la batalla a los plásticos y cambiar los hábitos de consumo del país.