Los efectos de la sequía sobre ​la nueva temporada frutícola y cómo hacerle frente será tema urgente en próxima convención sectorial

|


Fedefruta cultivo


“Tenemos que asegurar el abastecimiento de agua para pensar en el largo plazo y hay varias tareas que debemos repasar como la desalinización, la carretera hídrica, embalses concesionados, recuperación de acuíferos y otras actividades a ejecutar, ya que estamos dispuestos a invertir en ello”, dice el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela.

Reportes de los productores y los regantes de la Región de O’Higgins informan de la peor sequía desde 1998, y del año con menos lluvias desde 1910. En el Maule, se habla de la crisis hídrica más larga en estos últimos 120 años. El interior de Valparaíso ha visto su trabajo mermado por este fenómeno, y desde ya se anticipa una muy compleja temporada de riego en la zona central.

“La escasez de agua se ha convertido en la nueva normalidad y se están aplicando turnos y mejorando el estado de los canales para aprovechar el agua, explicó a El Mercurio la gerente de la Federación de Juntas de Vigilancia de O’Higgins, Graciela Correa, quien estará presente en la Convención Fruittrade 2018, el encuentro anual de Fedefruta, el próximo 3 y 4 de octubre en CasaPiedra, para analizar la compleja situación que afecta a una gran extensión del país frutícola. De esta forma, Correa se referirá a la “situación de los caudales de los principales ríos a la fecha, de precipitaciones y pronósticos para la temporada, como también de nuestro rol como usuarios, gestores y administradores de nuestros derechos de aprovechamiento a través de las organizaciones de usuarios de agua”.

Asimismo, el reconocido académico de la Universidad de Chile, Fernando Santibáñez, desplegará un certero análisis sobre lo que se puede esperar en cuanto a la disponibilidad hídrica y las lluvias de cara a esta y las próximas temporadas, y se referirá a cómo debe responder la fruticultura chilena frente a un cambio de contexto climático, marcado por la escasez de agua.

Juan Sutil por su parte, presidente de Empresas Sutil y uno de los principales promotores de la llamada “Carretera del Agua”, hablará sobre las lecciones tomadas por el sector después de otros grandes episodios de sequía, y cómo después de todo lo aprendido en términos de eficiencia en la gestión hídrica, se debe seguir para mantener la producción en este escenario. Por último, el gerente técnico de Netafim Chile, Andrés Boisier, entregará consejos prácticos de adaptación del riego en función de la actual crisis hídrica.

“Hoy en día, el agua es el tema más importante”, comenta Jorge Valenzuela, presidente de Fedefruta. “Estuvimos mucho tiempo hablando de la Reforma al Código de Aguas, y era importante. Pero dando por hecho de que se tienen que respetar los derechos de agua, la pregunta es qué acciones concretas tomamos, en forma práctica, para avanzar con la fruticultura enfrentada a una tremenda sequía. Tenemos que asegurar el abastecimiento de agua para pensar en el largo plazo y hay varias tareas que debemos repasar como la desalinización, la carretera hídrica, embalses concesionados, recuperación de acuíferos y otras actividades a ejecutar, ya que estamos dispuestos a invertir en ello”.