La Hora del Planeta: La Sostenibilidad debe adoptarse como forma de vida

|

A1


Durante más de una década, millones de personas, en diferentes naciones y zonas horarias, se han unido para el apagón simbólico en La Hora del Planeta. Más de 180 países y territorios de todo el mundo participan en este ritual anual. Unos pocos consideran que apagar las luces durante una hora el Día de la Tierra es un mero simbolismo. Pero creo que no podemos permitir que los detractores dicten cómo queremos impulsar nuestros esfuerzos de sostenibilidad. Todo dicho y hecho, la Hora del Planeta es más que un momento simbólico para la sostenibilidad; ha creado un impacto positivo en varios países al movilizar el apoyo público que ha llevado a cambios de política. Tomemos, por ejemplo, la prohibición de las bolsas de plástico desechables.

Este es solo uno de los muchos casos en que la Hora del Planeta une a las partes interesadas de todo el mundo para comprometer la conservación de los recursos para un mañana sostenible. En esa hora en la que decidimos dejar de lado nuestras propias necesidades para apagar las luces durante una hora, nos convertimos en uno con todas las personas de ideas afines en todas partes. Si bien una hora no salvará al mundo, demuestra claramente que cada acción cuenta y que nosotros, como seres humanos, podemos adoptar métodos sostenibles para generar impacto.

La Hora del Planeta ha creado un impacto a través de la promoción y la movilización, es hora de que pasemos más de una hora y adoptemos la sostenibilidad como una forma de vida. Un pequeño cambio en nuestro estilo de vida puede ser de gran ayuda para garantizar un futuro sostenible. Aunque la escala de las prácticas sostenibles puede variar de un individuo a un nivel industrial, el impacto positivo en nuestro medio ambiente sigue siendo el mismo. Ud., puede comenzar reemplazando las luces de su hogar con ampolletas LED.

De igual forma, puede optar por otros electrodomésticos de bajo consumo. Un peso ahorrado es un peso ganado y la cantidad que invierta en mejorar la eficiencia energética de su hogar obtendrá beneficios a largo plazo en forma de boletas de electricidad más bajas y una vida más cómoda. Los complejos residenciales en las ciudades también tienen un gran alcance para transformarse en edificios energéticamente eficientes. Estos complejos utilizan una cantidad considerable de electricidad para iluminar escaleras, áreas comunes, jardines, bodegas, pasillos, etc. El cambio a luces LED no solo reducirá estos gastos, sino que también asegurará una mejor iluminación y brillo.

Este es solo uno de los ejemplos de cómo lograr un uso eficiente de los recursos. Hay varias formas de comprometerse con la eficiencia de los recursos. Puede conservar el agua y reciclarla para limpiar pisos, regar plantas o inodoros. Como ciudadanos, debemos lograr un cambio de comportamiento que promueva la sostenibilidad como forma de vida. Insto a todas las personas responsables de ideas afines a que hagan su parte. Comencemos apagando las luces durante una hora el próximo 27 de marzo, desde las 20:30 hasta las 21:30 horas. Creo que es hora de que logremos ir allá de la hora y adoptemos la eficiencia de los recursos como una forma de vida. No solo en la forma en que consumimos electricidad, sino también en cómo utilizamos cualquier recurso, ya sea agua, alimentos o combustible.


Dr. Francisco Javier González Puebla

Director Carreras Administración

CFT-IP Santo Tomas – Viña del Mar