​Con un gran número de emprendedoras inscritas comenzó la Escuela de Fortalecimiento Empresarial Femenino 2022 en Valdivia y Panguipulli

|

Esc. Valdivia3

Como parte de la parrilla programática del Centro de Negocios Sercotec de Valdivia, operado por la Universidad Austral de Chile; se inició la Escuela de Fortalecimiento Empresarial Femenino, teniendo como objetivo fortalecer las habilidades empresariales de las alumnas. Las participantes asistirán a un total de 10 módulos de trabajo, durante tres meses, donde serán capacitadas en marketing, finanzas, fotografía, postulaciones a fondos, entre otras áreas necesarias, para potenciar y seguir desarrollando sus proyectos y negocios.

El coordinador del Centro de Negocios Valdivia, Pablo Chandía, remarcó la importancia de esta actividad, dirigida a las mujeres emprendedoras “estamos muy contentos realizar esta escuela y de ir apoyando mediante asesoría técnica e individual, con alto valor y a través de diferentes capacitaciones y alianzas estratégicas, a nuestras empresarias para que continúen desarrollando diferentes habilidades en conjunto, y creando redes de apoyo entre ellas, ya que les permite opciones de comercialización en conjunto y de economía en escala”

Con un total de 50 inscritas en las escuelas de Valdivia y de Panguipulli, se encuentran mujeres de diversos rubros, algunas de las cuales ya se encuentran formalizadas y otras quienes se encuentran recién comenzando sus proyectos. De esta forma, el martes 5 de abril se llevó a cabo el primer módulo presencial de Escuela Valdivia titulado “Trabajo en equipo y red colaborativa de mujeres emprendedoras”, donde se tenía como objetivo potenciar la creación de redes y el trabajo en equipo, a través de una actividad colaborativa que consistía en realizar alfajores en equipos.

La actividad fue visitada por el director regional de Sercotec Los Ríos, Miguel Ángel Muñoz, quien agregó “nos alegra que las emprendedoras tengan la oportunidad de venir a capacitarse y generar redes, estableciendo relaciones interpersonales, las cuales son importantes al momento consolidar y hacer crecer el negocio. Logramos conocer a mujeres con historias y habilidades distintas, quienes en esta jornada tuvieron la oportunidad de compartir y traspasar esas vivencias con sus compañeras”

El taller fue continuado el jueves 7 de abril, esta vez para la Escuela de Panguipulli, donde se llevó a cabo una actividad similar; armar una carpa a ciegas, con el fin de potenciar la comunicación efectiva y la confianza entre las emprendedoras. Maricela Nautulpán, asesora de primera línea del Centro Satélite de Panguipulli, comenta sobre el propósito de escuela y de los talleres que la componen “lo que buscamos es que las mujeres emprendedoras puedan adquirir herramientas de gestión, liderazgo y sobre todo puedan crear redes y conectar. Esperamos que al cumplir el ciclo sean mujeres más preparadas y empoderadas de sus emprendimientos”

Las emprendedoras participaron de esta actividad presencial pensada en un espacio para el intercambio de conocimientos y experiencias de emprendedoras, con foco en la asociatividad, redes, liderazgo y empoderamiento.