​La guerra en Europa está ante nuestros ojos

|

Renu00e9 Nu00fau00f1ez


El presidente de Francia, Emmanuel Macron habló de "un cambio de época" y señaló que “la guerra en Europa ya no está en los libros de historia, sino ante nuestros ojos”, añadiendo que “debemos responder a hechos históricos con decisiones históricas”.

El mundo cambió con la invasión de Rusia a Ucrania. Un ataque premeditado, pensado por años, realizado por todos los flancos y sin mediar agresión previa. 141 países deploraron la invasión en la Asamblea General de Naciones Unidas, con 5 abstenciones y 35 abstenciones. El orden mundial se alteró, pero países como Nicaragua, Cuba y Venezuela se abstuvieron.

Nuestros hijos han visto, en pocos años, un estallido social brutal, una Convención Constitucional inédita, una pandemia mundial que trajo millones de muertos, pobreza y dolor al mundo entero y, ahora, una invasión cuyo impacto no se veía desde la Segunda Guerra Mundial. Los tiempos de paz y tranquilidad se están esfumando y pasamos a otra etapa, viendo la guerra en nuestros celulares, en las redes sociales.

Ya se habla de guerra híbrida. El colectivo Anonymous, integrado por "hackers" le declaró la "ciberguerra” a Putin. Existen los Ciber Soldados, que atacan desde la informática y en salas que manejan drones. La globalización que tanto alabamos es hoy una amenaza, la hiper conexión, un peligro.

Vemos matanzas, violaciones sistemáticas a los DDHH, millones de seres humanos afectados y también el medio ambiente. La inmigración es tremenda, gente huyendo en masa con el consiguiente daño sicológico y físico, especialmente de niños, mujeres y ancianos. De un día para otro, se impone la cultura de la muerte, se abre causa ante la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra, la gente está aterrorizada, es toda una gran tragedia, ante una agresión salvaje.

En respuesta, existe una cohesión de Estados y de empresas privadas. En Rusia, Google actuó y corta servicios, lo mismo Apple, tarjetas de crédito dejan de funcionar, lo mismo los servicios satelitales, el cine, se cierra el espacio aéreo de los países, se incautarán yates, jets privados, terrenos, dineros de rusos millonarios y se bloquearán sus activos en los paraísos fiscales. Ya están pidiendo en Europa que se usen las famosas segundas viviendas (que no se ocupan gran parte del año), para recibir a miles de refugiados que huyen de Ucrania.

Suiza, Suecia, dejan de lado su histórica neutralidad, se excluyó el sistema de transacciones financieras Swift a bancos rusos, se cortará el flujo de criptomonedas. Despiden a los abogados rusos en Estudios de abogados, a ejecutivos rusos de las empresas, músicos lo mismo. Suecia y Finlandia son los próximos blancos y Putin moviliza su armamento nuclear.

Se viene el Metaverso, la Web 3.0, los espacios y redes virtuales por lo que, ante lo que está pasando, debe ser una prioridad estratégica nacional enseñar informática ya que todos los sistemas computacionales son y serán vulnerables, partiendo por nuestros propios computadores, conectados a una nube virtual alojada en USA u otro país y que, hoy, más que nunca, demuestran ser muy frágil. Las confianzas comienzas a hacer.

Que valga entonces lo que dijo el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en el discurso del Estado de la Unión luego de enfrentar la pandemia y ante el escenario que viene: “Somos más fuertes hoy que hace un año y seremos más fuertes dentro de un año de lo que somos hoy. Ahora es nuestro momento para enfrentar y superar los desafíos de nuestro tiempo”.


René Luis Núñez Ávila

Profesor de Derecho Procesal

Universidad de Chile