​CNC, Aduanas, PDI y la ACHS hacen un llamado a los consumidores a comprar en el comercio formal esta Navidad

|

A1

A raíz de la pandemia el comercio ambulante ilegal ha crecido de manera exponencial en todo el país, situación que preocupa de sobremanera. Es por ello que los esfuerzos se han centrado a lo largo de este año en dar a conocer los perjuicios de este flagelo tanto en la competencia desleal que significa para el comercio formal como en el daño que provocan estos productos en la salud y cómo afectan los derechos del consumidor.

Es por ello que el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), Ricardo Mewes; la subdirectora (s) de Fiscalización de Aduanas, Ana Karina Ochoa; el Prefecto Inspector Leonel Fuentes, Jefe Nacional de Delitos Económicos y Medioambiente de la PDI y el especialista Senior en Seguridad y Salud en el Trabajo de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), Rodrigo Barahona, realizaron en conjunto un llamado a los consumidores a comprar en el comercio formal esta Navidad y así, junto con cuidar su salud y la de su familia, asegurar la garantía de los productos y también su procedencia.

En la instancia, el presidente de la CNC, Ricardo Mewes, recalcó que “nuestro llamado es a comprar en el comercio establecido, ya que con ello estaremos apoyando la reactivación de cientos de pequeñas y medianas empresas; al adquirir productos en el comercio formal podemos exigir nuestros derechos como consumidores, junto con tener una experiencia de compra segura que cumple con las normas sanitarias donde se entrega garantía y respaldo de la compra”.

Mewes agregó que “cuando se compra en el comercio informal se está financiando a las mafias que proveen al comercio ambulante que se instala en la calle como el último eslabón de la cadena de distribución. Además, se están comprando productos sin saber su procedencia, fomentando con ello la vulnerabilidad laboral, ya que no se está ayudando a los comerciantes informales, sino que se está potenciando a las bandas organizadas que lucran con ellos”.

Por su parte, la subdirectora (s) de Fiscalización de Aduanas, Ana Karina Ochoa indicó que “dentro de los ámbitos de control y fiscalización que ejecuta el Servicio Nacional de Aduanas, está la propiedad intelectual e industrial. Es en este contexto que hemos decomisado millones de productos falsos, entre lo que destacan miles de juguetes que imitan diversas marcas”. Agregó que “estas incautaciones protegen el comercio justo, pero también a las familias, ya que su fabricación es de origen desconocido y dudosa calidad, lo que puede redundar en eventuales daños a la salud de quienes los adquieran y los usen”.

Ochoa relevó que este trabajo se desarrolla a lo largo de todo el país y no sólo se realiza directamente en los puertos marítimos, aéreos o terrestres, sino que a través del trabajo coordinado e intercambios de información con otras instituciones y que también se desarrollan operativos directamente en las bodegas o locales comerciales para evitar que los productos falsos lleguen a los consumidores finales.

Mientras que el prefecto Inspector Leonel Fuentes, Jefe Nacional de Delitos Económicos y Medioambiente de la PDI señaló que "nuestra institución, a través de su Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual (BRIDEPI), efectúa un trabajo de análisis criminal e inteligencia operacional permanente, para identificar a los infractores de la ley de Propiedad Intelectual e Industrial, permitiendo incautar y sacar de la venta, productos falsificados y/o piratas. De esta forma, contribuimos a minimizar los riesgos a los que está expuesta la comunidad de ser estafada en el comercio informal, adquiriendo productos deficientes o de mala calidad”.

Durante la actividad, ambas instituciones mostraron diversos productos incautados en el comercio informal, en su mayoría juguetes que serían comercializado durante estas fiestas, cuya procedencia y posibles daños en la salud se desconocen. Al respecto, Rodrigo Barahona, especialista Senior en Seguridad y Salud en el Trabajo de la ACHS, señaló que “si bien este año nos encontramos en un contexto sanitario más favorable y tenemos mayores libertades, no hay que olvidar que continuamos en pandemia y por lo mismo, se deben tomar todas las medidas necesarias para resguardar nuestra salud y la de nuestros seres queridos. En esta línea, desde la ACHS promovemos el comercio establecido como un lugar seguro para los consumidores: Primero, porque se tiene certeza de lo que se vende, contando con la fiscalización correspondientes, y segundo, porque cumplen con las medidas preventivas declaradas por la autoridad sanitaria para evitar contagios por COVID-19”.