TDLC acoge demanda contra Samsung: Exdistribuidor acusa abuso de posición dominante

|

TDLC

Samsung enfrenta una demanda por abuso de posición dominante en Chile. Se trata de un recurso interpuesto ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) por Comercial Touchsmart Electronics en contra de Samsung Electronics Limitada, que actuó como distribuidora de la gigante tecnológica surcoreana en el país desde 2013. La firma chilena acusa a la multinacional surcoreana de fijar precios de reventa en el mercado de smartphones y de abusar de la dependencia económica. El recurso fue ingresado al tribunal el pasado 31 de mayo y acogido a trámite este lunes 7 de junio.

La demanda es patrocinada por el Estudio Lewin Abogados, firma especializada en materias libre competencia, y señala que la relación comercial entre Samsung y Touchsmart se alejó por completo de lo establecido en el contrato de distribución que existió entre ambas compañías. Al efecto, Samsung impuso, en la práctica, un modelo de negocios en el cual la multinacional fijaba los precios de venta a público y aumentando su participación en el mercado a costa de erosionar los márgenes de Touchsmart, generando la explotación abusiva de la distribuidora, y de cara a los consumidores la desaparición de un canal de distribución.

El texto señala que Touchsmart “sería, supuestamente, libre de establecer sus propios precios de venta a público, pudiendo existir sugerencias no vinculantes por parte de Samsung. Sin embargo, en los hechos, Samsung impuso una forma de funcionamiento que distaba sustancialmente de lo establecido”, a través de distintos instrumentos con los cuales Samsung controlaba “en la práctica, todas las decisiones comerciales de Touchsmart de manera detallada por semana”.

Citando diversos correos, la demanda detalla cómo distintos elementos de la relación comercial fueron utilizados para que Touchsmart sólo pudiera vender los productos a precios fijados por la compañía asiática. Así, según el texto legal y entre otros elementos, el vínculo de exclusividad y la imposición de costos altos de adquisición de productos amarrados a descuentos sólo aplicables en caso de obedecer las fijaciones de precios de parte de Samsung, fue utilizado para que Touchsmart no tuviera “otras opciones distintas para efectos de adherir o no libremente a las sugerencias” de precio de reventa.

Con todo, la demanda agrega que el modelo de negocios impuesto generó “una situación de dependencia económica de Touchsmart respecto de Samsung, de la cual ésta última ha abusado ilegítimamente”, describiendo las distintas circunstancias que acentuaron la relación de dependencia. Por todo lo anterior, la acción legal solicita al TDLC una multa equivalente al 30% de las ventas de Samsung de smartphones por toda la vigencia de las conductas que se le imputa, además del pago de las costas.


Un nuevo litigio

Este es el segundo recurso ante el organismo que cautela la libre competencia que recae sobre Samsung. El primero fue presentado por ARCH, otro exdistribuidor de Samsung, y fue acogido a trámite por el TDLC en diciembre de 2020.

Por otra parte, el recurso se suma a una serie de litigios que mantienen a Samsung enfrentado con Touchsmart. Estas comenzaron con las medidas precautorias presentadas por Samsung que paralizaron la operación e imposibilitaron la continuidad del negocio, obligando al cierre de todas las tiendas y puntos de venta. A ello se sumó también un juicio arbitral que es seguido por el árbitro Álvaro Ortuzar, perteneciente al Centro de Arbitraje y Mediación (CAM) de la Cámara de Comercio de Santiago en el que Touchsmart demandó a Samsung por graves incumplimientos al contrato de distribución.   El pasado 15 de mayo, Samsung presentó solicitudes de liquidación forzosa en contra de sus distribuidores Touchsmart y de ARCH.


Respuesta de Samsung

Respecto al conflicto con Touchsmart, Samsung declaró que "en este caso y en cualquier situación, (la firma) mantiene en todo momento una relación con sus partners y proveedores basada en la confianza, transparencia, el comercio justo y el cumplimiento con todas las leyes locales. La atención de nuestros consumidores en Chile es una gran prioridad, por lo que contamos con la red de servicio más grande a lo largo del país y de forma remota."

En cuanto al caso ARCH, Samsung apuntó que "es acreedora de Arch por la suma de $6.144.520.393  de obligaciones impagas que constan en 170 facturas electrónicas vencidas. En efecto, las referidas facturas son pagaderas a plazo de 120 días y fueron emitidas entre el 16 de mayo de 2019 y el 9 de marzo de 2020."

Con fecha 23 de junio de 2020, precisa la empresa, Samsung inició la Primera Gestión Preparatoria respecto de 146 facturas, que quedó radicada en el 16° Juzgado Civil de Santiago, bajo el rol C-9.808-2020.  "Arch fue notificada de la Primera Gestión Preparatoria con fecha 28 de julio de 2020 e intentó impugnar las facturas, sin embargo, la oposición de Arch fue rechazada por el tribunal con fecha 16 de abril de 2021."

Con fecha 22 de enero de 2021, continúa, "Samsung inició la Segunda Gestión Preparatoria respecto de las 24 facturas restantes, que quedó radicada en el 16° Juzgado Civil de Santiago, bajo el rol C-875-2021.  Arch fue notificada de dicha gestión con fecha 8 de marzo de 2021 e intentó impugnar las facturas. Sin embargo, la oposición de Arch fue rechazada por el tribunal con fecha3 de mayo de 2021.  Estos antecedentes son los que justifican legalmente que Samsung en calidad de acreedor de la suma antes indicada solicite la liquidación de ARCH."