Inflación volvería a ascender 0,3% en junio, variación anual se acercaría a 4% en próximos meses

|

Alimentos

Acorde al INE, el IPC registró una variación de 0,3% durante mayo, en línea con lo implícito en los precios de mercado y el consenso de los analistas encuestados por Bloomberg, "aunque por sobre nuestro pronóstico de 0,2%", consignó este martes el Departamento de Estudios de Inversiones Security. 

La desagregación mostró que la principal incidencia fue en la división Transporte (0,19pp), impulsado por el aumento del pasaje de bus interurbano y la gasolina, seguido por Equipamiento del Hogar (0.05pp) y Bienes y Servicios (0,05pp). Lo anterior se vio parcialmente compensado por la baja en la división Alimentos (-0,04pp) y Vivienda (-0.02pp).

La entidad privada, destacó, además, que la tasa de imputación de mayo fue de 22,7%, similar a la de los últimos meses. Medido en 12 meses el IPC acumuló un alza de 3,6%, mientras que el indicador sin volátiles lo hizo en 3,4%. En tanto, la medición mensual desestacionalizada del IPC sin volátiles fue de 0,3%, llevando su promedio móvil trimestral anualizado desde 1,8% en abril hasta 3% en mayo.

Por otra parte, tanto el componente transable como el no transable subieron 0,3% en el mes, llevando la variación interanual a 4,8% y 2,3%, respectivamente. “El hecho de que gran parte del aumento del mes fueron tres productos (bus interurbano, gasolina y cigarrillos) da cuenta de que las presiones inflacionarias siguen contenidas, lo que respondería a las amplias brechas de capacidad con las que está operando la economía”, constató Inversiones Securty.

“Con todo, la variación interanual del IPC se acercará a 4% en los próximos meses debido a la baja base de comparación, aunque volvería a cerca de 3% hacia fin de año ante las mencionadas brechas de capacidad y al traspaso cambiario que debiera ir materializándose con el correr de los meses”, concluyó.

Por su parte, el Departamento de Estudios de BICE Inversiones apuntó que en términos de perspectivas de corto plazo, junio registraría una inflación en el rango de 0,2% y 0,3%. "Liderarían este aumento en los precios las divisiones de alimentos y transporte (impulsadas por los combustibles)", estimó.

"La inflación finalizaría el año 2021 con un registro cercano al 3,5%. En el corto plazo, en general se mantendrían los factores que han producido una mayor presión en los precios, como las transferencias y retiros y una oferta más restringida por factores logísticos y de producción. Si bien estos factores podrían producir alzas mayores en los precios, estas podrían ser atenuadas por cambios en impuestos u otras leyes. Por otra parte, para el mediando plazo, la brecha de actividad y un mercado laboral que tardaría en recuperarse atenuaría las presiones en los precios", precisó la institución.