Se ajustan recomendaciones para la renta fija y variable este mes

|

Acciones


De acuerdo al Informe Mensual de Estrategia de abril, presentado este martes por el Departameto de Estudios de BICE Inversiones, “recomendamos tener mayor exposición en renta variable respecto a la renta fija. Continuamos con mayor exposición en la categoría de renta variable internacional, favoreciendo las bolsas de países de Latinoamérica. En renta fija internacional, mantenemos el sesgo positivo hacia la deuda corporativa en EE.UU. con bonos High Yield y en países emergentes bonos corporativos con grado de inversión en USD y bonos soberanos en moneda local. Por otro lado, en renta variable local, mantenemos mayor selectividad en las acciones de la bolsa. Finalmente, en renta fija local, mantenemos una mayor exposición a instrumentos en UF, con una mayor ponderación hacia bonos corporativos.”

A continuación, el detalle de las recomendaciones de la entidad para cada activo de inversión:

Por el lado de RENTA VARIABLE INTERNACIONAL, para el mes de abril, mantenemos el posicionamiento, el cual favorece mayor exposición en la categoría como un todo, principalmente por continuar viendo mejoras en las expectativas de utilidades, mantención de apoyo monetario por parte de Bancos Centrales del mundo y perspectivas de recuperación económica. Si bien favorecemos la categoría como un todo, señalamos mayor preferencia por el mercado accionario de Latinoamérica, al mantener valorizaciones atractivas frente a su historia y de forma relativa con el resto de las regiones y un apoyo en el alza de los precios de commodities, además de continuar rezagada.

Por el lado de RENTA VARIABLE LOCAL, mantenemos un posicionamiento selectivo. La situación sanitaria sigue siendo muy compleja y los contagios por Covid-19 han aumentado considerablemente, lo que ha llevado al confinamiento de gran parte del país. Esto, podría dañar la dinámica de la economía en el corto plazo, sin embargo, nuestras perspectivas para la actividad local siguen siendo positivas para este año, considerando un escenario internacional más favorable, un precio del cobre que continúa en niveles altos respecto a su historia y un veloz proceso de vacunación a nivel nacional que posiciona a Chile como uno de los países que mayor porcentaje de población tiene vacunada. Esto último podría tener como consecuencia un temprano levantamiento de restricciones sanitarias y por ende, una mayor normalización de la actividad económica.

Por el lado de RENTA FIJA INTERNACIONAL, para este mes, mantenemos un posicionamiento acotado en la categoría como un todo. Seguimos con selectividad hacia categorías de mayor spread, tales como deuda corporativa especulativa en EE.UU. y la deuda emergente con grado de inversión. Esperamos que tales categorías muestren positivas dinámicas, de la mano con un avance del proceso de vacunación. Por otro lado, disminuimos la exposición hacia deuda corporativa en EE.UU. con grado de inversión, con el objetivo de resguardar la cartera ante aumentos en la volatilidad de tasas de bonos de gobierno.

Por el lado de RENTA FIJA LOCAL, proyectamos que la actividad económica tendrá una recuperación relevante en el año, pese a la mayor incertidumbre de corto plazo producida por las nuevas restricciones sanitarias. Así, el PIB tendría un crecimiento de 6,2%, lo que creemos debería favorecer el desempeño de los bonos corporativos por sobre sus pares estatales. Por otro lado, estimamos que se mantendrá la presión alcista en los precios, por lo que la inflación para el 2021 finalizaría en torno al 3,5%, lo que debería favorecer la rentabilidad de instrumentos en UF. Adicionalmente, no esperamos movimientos al alza en la TPM en el horizonte próximo, lo que limitaría alzas sostenidas en las tasas de interés en un contexto de recuperación.