​Fuerte repunte en ventas del comercio minorista de las regiones de Biobío y La Araucanía, en Valparaíso atenúa su caída

|

Vestuario


Las ventas presenciales del comercio minorista de las regiones de Valparaíso, Biobío y La Araucanía, según el índice que elabora mensualmente el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), marcan mejores resultados que el mes previo, donde Biobío y La Araucanía evidencian fuertes alzas en el octavo mes del año y Valparaíso registra una baja significativamente menor a la de julio.

En la Región de Valparaíso las ventas minoristas marcaron una baja real anual de 5,1% en términos totales, acumulando una caída de 22,5% entre enero y agosto de este año. En términos de locales equivalentes las ventas en agosto cayeron un 7,1% real anual, acumulando una baja de 25,1% real en los ocho primeros meses del año.

En la Región del Biobío, las ventas del retail registraron un aumento de 14,1% real anual, acumulando entre enero y agosto una baja real de 14,7%. En términos de locales equivalentes las ventas crecieron un 21,5% real anual en el octavo mes del año, cerrando a agosto con una baja de 10,6%.

Por último, en la Región de La Araucanía, la actividad comercial minorista evidenció un alza de 29,3% real anual en agosto, cerrando los ocho primeros meses del año con una caída de 12,1%. En términos de locales equivalentes el incremento fue de 33,2% real anual en el octavo mes del año, acumulando entre enero y agosto una caída de 13,2% real.

Perspectivas

Generales por Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC, consignó que las tres regiones en estudio experimentaron resultados significativamente mejores a los de julio en sus ventas minoristas presenciales, incluso en Biobío y Araucanía se registraron fuertes alzas tras cinco meses de caídas. Por su parte, Valparaíso, donde sus principales ciudades aún se encontraban en cuarentena, fue la única de las tres regiones que continuó mostrando una caída, aunque muy menor a la evidenciada en el séptimo mes del año. De esta manera las tres regiones en estudio dan cuenta de una tendencia positiva desde abril, mes que marcó la mayor baja en las ventas del sector producto de la crisis sanitaria-económica que estamos atravesando."

Según indica la ejecutiva, "los resultados de agosto dan cuenta del fuerte efecto sobre el consumo del retiro del 10% de las AFPs, sumado a otras ayudas fiscales y al levantamiento de cuarentenas en algunas comunas lo que ha implicado ir retomando lentamente la actividad presencial. Con respecto a las categorías estudiadas destaca el fuerte repunte de las líneas de durables (Eléctricos, Muebles y Línea Hogar) con fuertes alzas de dos dígitos en Biobío y Araucanía. La Línea Tradicional de Supermercados, que incluye las ventas de abarrotes y perecibles, también evidencian fuertes crecimientos en las tres regiones en estudio."

Para adelante, estima Silva, "se espera una lenta recuperación del sector, variables más bien transitorias han sido las que han impactado el mejor resultado de agosto e impactarán también septiembre, y para el último cuarto del año ayudará la menor base de comparación producto del estallido social del 2019. Pero enfrentamos aún altos niveles de incertidumbre sobre la evolución de la crisis sanitaria y futuros episodios de violencia interna. Las familias están enfrentando una alta carga financiera de la mano de una reducción de sus ingresos lo que afectará su comportamiento de compra futuro. Por eso la recuperación efectiva del consumo va a depender de la capacidad de recuperar los empleos perdidos, de ahí la importancia y valoración del paquete de medidas de subsidio a la contratación e impulso al regreso de los trabajadores suspendidos presentados por el gobierno."