​Informe de Percepciones de Negocios: recuperación del empleo más lenta que la de la actividad

|

Banco central

El Banco Central presentó este miércoles el Informe de Percepciones de Negocios de agosto. El reporte consigna que “gran parte de los entrevistados considera que su actividad no mejorará sustancialmente en el corto plazo. También estiman que sus negocios comenzarán a recuperarse de forma lenta, más tarde que lo proyectado y que solo entre el 2021 y 2022 recuperarán niveles de actividad similares a los que se observaban antes de la pandemia. En los sectores más afectados, este plazo es aún más largo.”

Los consultados dan cuenta de una elevada incertidumbre respecto del desempeño futuro de sus negocios. Por un lado, se destaca bastante el riesgo de rebrotes del Covid-19, que obligue nuevamente a implementar medidas de contención sanitaria más estrictas que vuelvan a impactar sus negocios. Esta preocupación es especialmente importante para las empresas que han visto fuertemente afectadas sus operaciones por las cuarentenas y deben invertir en adaptaciones para cumplir con las normas sanitarias una vez que puedan reabrir. Por otro lado, se ha vuelto a levantar la incertidumbre por el resurgimiento de episodios de violencia como los ocurridos a fines del 2019, al igual que las dudas en torno al avance del proceso de discusión constitucional u otras modificaciones institucionales.


Por regiones


Por regiones, en el norte y centro del país las percepciones son mayoritariamente negativas, mientras que en el sur se aprecia un panorama más variado. En este último caso se combina el fin de las cuarentenas en varias ciudades de la Macrozona1 /, los bajos contagios en otras y que algunos de los sectores que tienen mayor preponderancia en la actividad se han visto beneficiados por la necesidad de abastecer al mercado local, como la industria lechera y agrícola. En el norte y centro del país, el panorama se ve más afectado por el aumento de los contagios y la prolongación o instauración de cuarentenas en varias ciudades. De todos modos, transversalmente entre las Macrozonas, los encuestados ligados al rubro inmobiliario, construcción, hotelero y restaurantes, y comercio de bienes no esenciales manifiestan ventas débiles, y que, más allá de las cuarentenas, el distanciamiento social voluntario es un factor relevante en sus resultados.


Mercado Laboral


Respecto del mercado laboral, las perspectivas son de una recuperación del empleo más lenta que la de la actividad. En parte, porque algunas empresas estiman que aún deben ajustar a la baja sus dotaciones y, en parte, porque el distanciamiento social no permitirá que los negocios se desarrollen de la misma forma que antes. De hecho, existe una percepción generalizada de que una parte de la pérdida de puestos de trabajo será de carácter permanente, en especial en los sectores más afectados.

A lo anterior, se suma que una fracción importante de los trabajadores que han mantenido su empleo han visto reducidos sus ingresos, ya sea por menores comisiones y bonos, disminuciones de horas extras trabajadas, recortes de sueldos base, entre otros. Entre estos también se encuentran las personas que están acogidas a la Ley de Protección del Empleo.

Entre el 20 y 24 de julio, el Banco levantó una encuesta online entre un grupo de empresas de todos los tamaños, sectores y regiones del país. Los resultados concuerdan con las percepciones entregadas por los entrevistados en el Informe, en particular en lo que dice relación con la debilidad del empleo, la reducción de los ingresos de los trabajadores y las perspectivas para el mercado laboral. En el sondeo, una amplia mayoría prevé que el proceso de recuperación del empleo será más lento que el de la actividad, al mismo tiempo que algo más de la mitad de los encuestados cree que la dotación de sus empresas no recuperará los niveles previos a la pandemia. Para esto se argumentan factores como la automatización, optimización y/o externalización de procesos, y la apertura de canales de venta no presenciales.


Inversiones, precios y créditos


El grueso de los entrevistados señala la postergación o cancelación de todo tipo de inversiones, agregándose escasos proyectos nuevos. Solo los entrevistados de los sectores menos afectados indican que sus inversiones han seguido su curso. En el norte, una fracción de los grandes proyectos mineros suspendidos al inicio de la pandemia estaría pronto a retomarse, pero se estima que su desarrollo será a un ritmo más lento de lo previsto originalmente.

En cuanto a los precios, la mayoría indica que los ha disminuido ante la debilidad de la demanda. La excepción son los sectores que abastecen productos esenciales, como los alimentos, que informan de aumentos en sus precios. En este contexto, las empresas han seguido focalizadas en el control de costos como respuesta a la reducción de los ingresos, a lo que en varios casos se suma el mayor desembolso que han significado las prácticas de control sanitario.

Los bancos consultados señalan que sus operaciones en el segmento empresas corresponden principalmente a las líneas de créditos Covid-19, pero que su demanda ha disminuido en lo más reciente. En el segmento personas, se destaca la caída de la demanda por créditos de consumo e hipotecarios, con operaciones que siguen concentradas en reestructuraciones de deuda y postergaciones de cuotas. Ello se asocia a una menor demanda, pero también a condiciones al acceso que se han restringido por parte de la banca. Las empresas siguen dando cuenta de alargamientos en los plazos de pago de proveedores.

Este documento trimestral resume las opiniones recogidas por economistas de la Gerencia de Estrategia y Comunicación de Política Monetaria de la División Estudios del Banco Central en entrevistas con la administración de alrededor de 200 empresas a lo largo del país. Las visiones contenidas en este informe no coinciden necesariamente con la evaluación que el Consejo del Banco Central tiene de la coyuntura económica.

Informe Percepciones Negocios