​B. Central: no hay duda del efecto contractivo que tendrá el coronavirus en la economía

|

ConsejoLa rápida propagación del Covid-19, junto con las medidas sanitarias adoptadas en diversos países está comenzado a “afectar seriamente” la capacidad de hogares y empresas de realizar sus actividades sociales y económicas con normalidad. Así lo apunta la minuta de la Reunión de Política Monetaria (RPM) especial del Banco Central el 16 de marzo pasado, publicada este lunes por la autoridad.

En las últimas semanas, señala el documento, “los mercados financieros internacionales estaban mostrando un inusual grado de volatilidad y una caída de sus principales indicadores. En respuesta a estos desarrollos, diversos bancos centrales habían adelantado sus decisiones de política monetaria y habían anunciado una serie de medidas complementarias destinadas a facilitar la provisión de liquidez y el normal funcionamiento de los mercados de crédito.”

Cabe recordar que en la oportunidad, el Consejo del ente emisor acordó reducir la tasa de interés en 75 puntos base hasta 1%, e implementar un conjunto de medidas adicionales orientadas al buen funcionamiento del mercado financiero. La decisión respecto de la TPM contó con el voto favorable del presidente, Mario Marcel, el vicepresidente, Joaquín Vial y del consejero Pablo García. Los consejeros señor Alberto Naudon y Rosanna Costa votaron por una reducción de 50 puntos base. La decisión acerca de las medidas adicionales fue adoptada por unanimidad.

“Todos los consejeros coincidieron en que se estaba lidiando con un escenario que poseía un grado de incertidumbre extraordinariamente alto, pocas veces visto, que se extendía desde la economía real al sistema financiero. Asimismo, no había dudas de que el shock tendría un efecto contractivo y que reduciría las presiones inflacionarias en el horizonte de política”, consigna la minuta.

Además, indica, “existían riesgos importantes de contagio entre los shocks reales y la situación del sistema financiero. En particular, porque los segmentos más débiles o más vulnerables del sector corporativo —especialmente las empresas de menor tamaño— tendrían una menor capacidad para sostener el fuerte ajuste de sus flujos de caja. Esta situación se hacía particularmente compleja dado que el estallido social había mermado en forma significativa las holguras de liquidez en un número importante de empresas y sectores más afectados”.

De esta forma, por unanimidad del Consejo se acordó abrir a los bancos una facilidad de financiamiento condicional al incremento de colocaciones (FCIC), que tendría una vigencia de seis meses, otorgaría créditos con cargo a ella por un plazo de hasta cuatro años y tendría un monto inicial del préstamo equivalente al 3% de la cartera comercial y de consumo informada por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) para el día 29 de febrero de 2020 (cartera base). También se acordó que los recursos adicionales canalizados a través de la FCIC serían proporcionales al incremento de las colocaciones de cada institución, respecto de su cartera base y que el factor de ampliación sería mayor para las colocaciones dirigidas a empresas de menor tamaño (Pyme).

Respecto de su costo, se acordó que las empresas bancarias que hicieran uso de esta facilidad pagarían una tasa de interés igual a la TPM vigente al momento de acceder a ella. En caso que la TPM se modificara durante los seis meses de vigencia del programa, la tasa para el plazo residual del crédito se ajustaría al menor valor que esta alcanzara en dicho período.

El Consejo también convino, como medidas extraordinarias, que se incluirían bonos corporativos dentro de los colaterales elegibles para todas las operaciones de liquidez en pesos vigentes, incluyendo la FCIC; que se iniciaría un programa de compra de bonos bancarios a los participantes del sistema SOMA por un monto equivalente en UF de hasta 4 mil millones de dólares; y que se extendería el plazo del programa de venta de divisas hasta el 9 de enero de 2021.

“Varios Consejeros señalaron que futuros movimientos de la TPM serían condicionales no solamente a la evolución de la macro, sino que también a la evolución de los mercados financieros”, concluye el escrito.