​China suaviza las restricciones ante la caída de las infecciones de coronavirus

|

Virus6


Los niveles de respuesta de emergencia a la epidemia de coronavirus se redujeron en más lugares de China y se relajaron las restricciones a los viajes un día después de que el presidente Xi Jinping visitara el epicentro del brote, lo que apunta a que las autoridades están revirtiendo la situación.

El total de infecciones en la China continental se situó en 80.778, con 24 nuevos casos el martes, mientras que las nuevas 22 muertes elevaron la cifra a 3.158, según informó el miércoles la Comisión Nacional de Salud.

Todas las últimas muertes ocurrieron en Wuhan, la ciudad en el centro del país que fue visitada por Xi por primera vez el martes desde que el brote comenzara allí en diciembre. Con 11 millones de habitantes, la capital de la provincia de Hubei fue cerrada a finales de enero.

La tendencia más alentadora que se desprende de las últimas cifras fue la menor tasa de transmisión dentro de China, ya que 10 de los 24 nuevos casos del martes implicaban a personas procedentes del extranjero.

Actualmente, solo 79 de todos los casos en China han venido del extranjero, pero a medida que ese número aumenta, las autoridades están centrando su atención en cómo hacer frente a ese riesgo.

En la capital, Pekín, se registraron el martes seis nuevos casos de personas que llegaron desde Italia y Estados Unidos, mientras que en Shanghái se registraron dos infecciones importadas, una en la provincia de Shandong y otra en la de Gansu.

Taiwán también ha comenzado a informar de un aumento de los casos importados. El Gobierno dijo el miércoles que el caso número 48 de la isla fue el de una mujer de 30 años que había regresado de sus vacaciones en Reino Unido y que probablemente se había infectado mientras estaba en el extranjero.

Las nuevas infecciones en Hubei continuaron estabilizándose, con una disminución de nuevos casos por sexto día. Los 13 nuevos casos de Hubei se registraron en Wuhan.

Ante la disminución de las infecciones internas, algunas ciudades de Hubei han comenzado a relajar las restricciones al flujo de personas y bienes.

El miércoles, el fabricante japonés de automóviles Nissan dijo que planeaba reanudar parcialmente la producción en dos plantas chinas, una de ellas en Hubei.

Sin embargo, la ciudad de Qianjiang, en Hubei, se resistía a esta tendencia, al decir que se mantendrían las estrictas prohibiciones de transporte, revocando una medida anterior por la que se eliminaban los controles de tráfico y se reanudaba el transporte público.

Sin embargo, la provincia de Hunan y el municipio de Chongqing redujeron su nivel de emergencia, mientras que ciudades de la provincia de Shandong reanudaron las rutas de transporte de pasajeros interurbano y rural, según informó la agencia oficial de noticias Xinhua. (REUTERS)