​B. Central y mantención de la tasa este mes: “reducir la incertidumbre era un imperativo”

|

Consejo


La decisión de mantener la tasa de interés en 1,75% fue unánime en el Consejo del Banco Central durante la Reunión de Política Monetaria (RPM) celebrada a comienzos de este mes. De acuerdo a la minuta de tal sesión, los consejeros y el presidente del organismo concordaron en que se debía dar una señal de que la tasa de instancia se mantendría en ese valor durante los próximos meses, mientras se acumulaba mayor información sobre cómo se desenvolvería el escenario macroeconómico. “Al incorporar dicha información, los próximos movimientos podrían ser tanto al alza como a la baja, dependiendo del estado de la economía y las perspectivas para la inflación”, se indica en el documento.

A juicio del Consejo, mantener la tasa de política monetaria (TPM) no solo era coherente con la convergencia de la inflación en el horizonte de política, sino que también aportaba a reducir la incertidumbre en la economía en un período álgido. Además, se agregaría a la mayor estabilidad cambiaria que generaba la intervención y a la provisión de liquidez al mercado que se había venido asegurando a través de distintos instrumentos. “Reducir la incertidumbre era un imperativo para poder iniciar la recuperación de la economía, reducir la probabilidad de una recesión y evitar que el desempleo se quedara estacionado en niveles elevados. Por cierto, el Banco Central no tenía la posibilidad de reducir esta incertidumbre en sus orígenes, pero al menos podía evitar que se multiplicara a través de su impacto en los mercados”, apuntó la autoridad.

A la RPM asistieron, entre otros, el presidente del central, Mario Marcel, el Vicepresidente, Joaquín Vial, y los consejeros Pablo García, Rosanna Costa y Alberto Naudon. Asistió también el ministro de Hacienda, Ignacio Briones Rojas.