Esperando a Greta

|

Enrique Goldfarb (columnista)


La muy joven activista por el cambio climático, Greta Thunberg, ha recibido todo tipo de repuestas: desde la más entusiasta acogida, pasando por un análisis más sobrio de costos y beneficios hasta el más enérgico repudio.

El punto más optimista sería, por supuesto, que no hubiera cambio climático (tesis de Trump), pero si lo hay, que Greta estuviera equivocada en los fundamentos de su diagnóstico, y ojalá que se vislumbraran soluciones a tan lamentables perspectivas.

En resumen, y sin considerar las razones de su agravio, la joven Greta le echa la culpa al sistema capitalista de sobreproducción y sobreconsumo por el cambio climático que estamos observando. Sin embargo, y tal como en el pasado, la tierra ha pasado por distintas etapas climáticas (y aunque no con la frecuencia que estamos observando ahora, hasta hace poco no eran ajenas las tormentas, las inundaciones, etc.) pudiera ser que lo que sucede ahora con el clima fuera, en lo fundamental, algo que hubiera sobrevenido de todas maneras, aunque los hábitos del hombre hubieran permanecido como los del siglo XVI. En resumen, que el daño causado por los sistemas de producción fuera, en el peor de los casos, algo marginal a las tendencias naturales. O sea, que el humo de las fábricas, si bien causan polución y CO2, no fueran causa fundamental del calentamiento global. El punto debiera ser aclarado tanto por los adherentes como por los detractores de Greta.

Si aceptáramos esa tesis, entonces resultaría que el progreso capitalista, con el avance gigantesco de la tecnología, no solo no sería el culpable de los males que culpa Greta, sino por el contrario, la fórmula para que al menos sus efectos puedan ser moderados. Pero incluso si se comprobara que la culpa la tuvo el hombre, ya es un hecho de la causa, y de no existir esa tecnología, la que no existiría sin el progreso capitalista, solo cabría esperar lo peor sin nada que pudiéramos hacer.

El servicio que prestaría Greta, es que gracias a su ímpetu, se informara mejor y más ampliamente lo que se está haciendo al respecto. 


Enrique Goldfarb