KPMG: Un Brexit sin acuerdo provocaría recesión económica en Reino Unido que duraría cuatro trimestres

|

Brexit

Pese a que los datos económicos de Reino Unido a julio conocidos este lunes 9 de septiembre fueron positivos, con un crecimiento de 0,3%, siendo su mayor ritmo en seis meses, las perspectivas para la economía de Reino Unido con el impacto del Brexit siguen cargadas de incertidumbre de cara a 2020.

Así lo señala el informe “Gran Bretaña en una encrucijada: Perspectivas de la economía de Reino Unido”, elaborado por KPMG, el cual indica que las proyecciones económicas para ese país son “cada vez más bipolares”, mientras el gobierno de Boris Johnson sigue firme en su decisión de abandonar la Unión Europea antes del 31 de octubre.

De acuerdo al reporte, un Brexit sin acuerdo “dará como resultado una recesión relativamente superficial”, que tendrá una extensión de cuatro trimestres, “con un PIB que se contraerá un 1,5% en 2020”, según el escenario que proyecta la firma.

En el caso contrario, si finalmente se concreta la salida de la UE con un acuerdo, esto proporcionará “un impulso a la economía, y se espera que el crecimiento del PIB aumente a 1,5% en 2020”, a medida que la inversión recupere algo de terreno. “Sin embargo, una desaceleración de la economía mundial y una capacidad de reserva limitada a nivel nacional limitarán el crecimiento económico del Reino Unido”, indica el reporte.

Respecto a la relación comercial que existirá entre Reino Unido y la Unión Europea una vez que se concrete el Brexit, KPMG sostiene que es poco probable que las incertidumbres sobre la futura relación comercial entre Reino Unido y la UE se resuelvan durante varios años después de un acuerdo en octubre. “Algunas inversiones continuarán retrasándose hasta que se logre un acuerdo comercial”, recalca el estudio.

En ese contexto, se espera que las demoras en los bienes comercializados a través de la frontera afecten más fuertemente el entorno empresarial del Reino Unido a corto plazo, mientras que la posible escasez de alimentos importados y medicamentos en el plazo inmediato podría afectar negativamente el sentimiento de los hogares.


Comportamiento de la libra inglesa


De producirse un acuerdo de salida de la UE, la libra podría apreciarse entre un 10% a 15%, que junto con menores costos de energía, verán la inflación bajo control cerca de su objetivo del 2%. “Esto permitiría que el Banco de Inglaterra mantenga la tasa de interés base en el 0,75% actual hasta al menos noviembre de 2020”, dice KPMG.

No obstante, en el escenario actual, a pesar de una mayor depreciación en la libra, quizás hasta en un 10%, y el aumento resultante de la inflación a 2.4% en 2020, se espera que el Banco de Inglaterra baje la tasa de interés base a 0.1% poco después de que el Reino Unido salga de la UE sin acuerdo.


Problemas imprevistos


Según el estudio de KPMG, si bien todo está pensado para una salida sin acuerdo, inevitablemente podrían surgir problemas imprevistos. “Es el peligro del impacto potencial de estas "incógnitas desconocidas" lo que hace que ningún acuerdo sea tan arriesgado para la salud económica del país”, dice el reporte.

En ese marco, un tercer escenario que se puede configurar es que el Brexit no se concrete antes del 31 de octubre. “Eso abrirá la puerta a otra extensión, y a un acuerdo retrasado o sin acuerdo, empujando nuestro pronóstico para la economía del Reino Unido más hacia el futuro”, indica.