Una alternativa a la jornada semanal que además nos inserta en el siglo 21

|

Alfredo Barriga 2 (columnista)

El Informe de Desarrollo del Banco Mundial para este año 2019 se centra en el cambio en la naturaleza del trabajo. Nos enfrentamos a la mayor disrupción en el empleo desde el inicio de la revolución industrial a fines del siglo XVIII. Discutir sobre cuantas horas se debe trabajar a la semana, considerando los cambios que va a tener el trabajo en el futuro inmediato es inconducente por decir lo menos. Sobre todo, considerando que el loable fin al que apunta – que los trabajadores pasen más tiempo con su familia – se puede lograr con creces por otra vía, a la vez que se inserta al mundo laboral en la cuarta revolución industrial.

La respuesta está en la masificación del teletrabajo. Los trabajadores ocupan entre 2 y 4 horas diarias para ir y volver del trabajo, durante 5 días a la semana. Si pudieran trabajar en su barrio o desde su casa, contarían con 10 a 20 horas más para su familia y para capacitarse en las habilidades y competencias requeridas para trabajar en el siglo 21.

Al sacar de circulación a millones de trabajadores en horas punta, aquéllos que no pueden teletrabajar por la naturaleza de su trabajo contarán con vías más expeditas y descongestionadas, tardando la mitad en ir y volver del trabajo, con lo cual las horas que tendrían a su disposición serian al menos las mismas cinco que se proponen de reducción de jornada, pero no se afectaría a los costos de las PYME.

Aún hay otro beneficio con esta medida si se masifica: las economías locales de los suburbios de las grandes ciudades aumentarían su actividad, puesto que los trabajadores que viven allí consumirían en su comuna y no en el lugar de trabajo.

Finalmente, en lo que realmente deberíamos estar poniendo todas nuestras energías en este momento es en la capacitación masiva de trabajadores en las competencias y habilidades que se requieren en la cuarta revolución industrial, fomentando el uso de soluciones Online de formación, como las que entregan plataformas mundiales como Coursera y EdX, que en muy pocos años han sido capaces de capacitar a decenas de millones de trabajadores de todo el mundo.


Alfredo Barriga, Coordinador de la mesa de empleabilidad de la Red de Expertos en Transformación Digital

Profesor UDP