Candidato presidencial opositor: Argentina no puede pagar su deuda en estas condiciones y debería renegociar

|


Alberto Fernu00e1ndez (Argentina)El candidato opositor argentino, Alberto Fernández, dijo que el país no puede pagar su deuda en estas condiciones y que está dispuesto a participar de una eventual renegociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), según una entrevista publicada el domingo por el diario Clarín.

“Yo diría que hay una sola realidad incontrastable y es que la Argentina en estas condiciones no está pudiendo pagar las obligaciones que asumió”, dijo Fernández, el amplio favorito para ganar las elecciones de octubre.

“Yo no tengo problema en ayudarlo al presidente (Mauricio Macri) a renegociar en el sentido que yo propongo, pero lo que sí tengo mucho problema es tener que ir a explicarle al Fondo los incumplimientos del presidente. Eso que lo explique el presidente”, agregó.

A mediados de 2018, Argentina cerró un acuerdo stand-by con el FMI por 57.000 millones de dólares que comprometió al país sudamericano a un fuerte ajuste fiscal y que, según Fernández, fue un pacto muy “nocivo” para el país.

Fernández, que hace una semana logró una amplia ventaja sobre Macri en las elecciones primarias, señaló que sin el acuerdo con el FMI el país hubiera caído en cesación de pagos.

“Tenemos que entender que estamos virtualmente en condiciones de default y por eso los bonos argentinos valen lo que valen, porque el mundo se da cuenta que no se puede pagar. Hay que actuar con sensatez, y sensatez es que Argentina debe cumplir sus obligaciones”, opinó Fernández, que enfrentará a Macri en las elecciones generales de octubre.

Asimismo, informó que su objetivo es que Argentina vuelva a crecer y a exportar para generar los dólares para pagar sus deudas y señaló que va a buscar negociar con los que poseen títulos argentinos.

“Haré todo lo necesario para que pueda exportar, porque así la Argentina produce dólares. No hay otro modo. Mientras tanto, hablaré con los acreedores a ver qué podemos hacer”, dijo Fernández en la entrevista.

“Hay que sentarse a discutir uno por uno, como hicimos con la deuda en su momento”, agregó, en referencia a la reestructuración de la deuda en cesación de pagos que llevó adelante cuando se desempeñaba como jefe de Gabinete en el 2005.

Los mercados argentinos colapsaron en la semana, después de que Fernández, que lleva como candidata a vicepresidenta a la exmandataria de centroizquierda Cristina Fernández de Kirchner, sacó unos 15 puntos de ventaja a Macri en las primarias, un resultado más amplio y que lo deja a las puertas de un triunfo en primera vuelta.

El peso se depreció un 17,58% en la semana, pasando de 45,33 pesos por dólar antes de los comicios a 55 pesos el viernes, a pesar de la intervención del banco central.


CUIDAR LAS RESERVAS


Fernández, que durante la campaña había dicho que el dólar estaba siendo sostenido a un valor “ficticio”, en la entrevista pidió que Macri haga caso a las recomendaciones del banco central y que cuide sus reservas internacionales.

“Si el lunes hubieran puesto todas las reservas del país, no hubieran parado el precio del dólar”, agregó.

El candidato del Frente de Todos, una coalición del Peronismo, criticó las medidas que dispuso Macri en la semana para tratar de morigerar el efecto de la devaluación en el bolsillo de los argentinos porque desfinancia a las provincias.

Fernández, un exjefe de Gabinete durante el gobierno del expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y de parte de la administración de Cristina Fernández, dijo que según sus cálculos, con un dólar a 57 pesos la inflación cerraría el año en más del 50%.

“Si yo termino el mandato y tengo la inflación en un dígito voy a estar muy contento. Son cuatro años de mucho esfuerzo”, explicó.

Fernández negó que, de ser electo, vaya a cerrar la economía. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo que Brasil podría abandonar el bloque del Mercosur si surgen problemas con Argentina en caso de una victoria de la oposición.

“Si Bolsonaro piensa que yo voy a cerrar la economía y que entonces Brasil se va a ir del Mercosur, que se quede tranquilo, porque no pienso cerrar la economía. Es una discusión tonta”, dijo Fernández al diario La Nación.