Chile y CAF lideran estudio de factibilidad para la primera puerta digital entre Sudamérica y Asia

|


CAFEl Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) y CAF -banco de desarrollo de América Latina- firmaron hoy un Convenio de Cooperación Técnica por US$ 3 millones ($2.100 millones) para financiar los estudios de factibilidad del Proyecto de Integración Cable Submarino: “Puerta Digital Asia – Sudamérica”.

El análisis proveerá las definiciones técnicas, legales, financieras y económicas necesarias para la construcción de un cable submarino entre ambos continentes, que permita constituir un sistema de integración digital para la región.

El proyecto tiene como objetivo conectar digitalmente Sudamérica con el continente asiático mediante el despliegue de un cable de fibra óptica submarino, cuyo trazado potencial comprende una distancia aproximada de 24 mil kilómetros y su diseño inicial contempla al menos dos pares de fibra óptica, con una capacidad de transmisión acorde con estándares actuales para este tipo de sistemas (10-20 Tbps).

La Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt Hesse, destacó que el estudio “permitirá conocer las posibilidades de trazado del proyecto, que posiciona al país como la puerta de entrada de datos a toda la región, y como un lugar atractivo para el emplazamiento de datacenters que se conecten a esta fibra. De esta forma avanzamos en el desarrollo de nuestra agenda en materia de telecomunicaciones, conocida como ‘Matriz Digital’, y cumplimos con el mandato del Presidente Sebastián Piñera de incrementar la conectividad del país, tanto del territorio como con el mundo. Esperamos contar con los primeros resultados de este estudio durante el segundo semestre de 2019, y durante el año 2020, queremos constituir el consorcio a cargo y posteriormente iniciar la construcción del cable”.

Por su parte el Presidente Ejecutivo de CAF, Luis Carranza Ugarte, aseguró que: “La existencia de mayor conectividad, junto con una mayor capacidad y confiabilidad de las redes, estimulará la digitalización en los procesos productivos, mejorando su eficiencia, un factor fundamental para el desarrollo sostenible de Chile y América Latina, por lo que estamos muy satisfechos de promover proyectos de infraestructura de integración, especialmente con Asia, un mercado estratégico para la región”.

Carranza señaló que con el apoyo al proyecto CAF renueva su compromiso con la integración regional digital que ha venido respaldando mediante el financiamiento de proyectos de infraestructura de telecomunicaciones de gran envergadura para el despliegue de redes de acceso de banda ancha fija y móvil, así como con el financiamiento de estudios para la instalación de un centro de intercambio de datos en Panamá, entre otros.

En tanto la Subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi Masías, dijo que “el Gobierno tiene la voluntad política y económica para transformar a Chile en un hub digital relevante para la región, y por eso impulsamos esta iniciativa de conexión submarina con Asia. Esto se complementa con el despliegue de fibra terrestre en los distintos pasos fronterizos a lo largo del país, y de manera interna, con los proyectos Fibra Óptica Nacional (FON) y Fibra Óptica Austral (FOA) duplicando la capacidad existente”.

La Subsecretaria agregó que independiente de los resultados que entregue el estudio de factibilidad que se van licitar la próxima semana, el Gobierno hará las gestiones necesarias para que una parte del trazado pase por Isla de Pascua, mejorando la conectividad digital de la Isla, conectando a sus habitantes, y permitiendo que se introduzcan procesos digitales a sus actividades productivas, como lo es el turismo.

Tras esta firma, el MTT -a través de SUBTEL- iniciará el proceso de licitación de este estudio de demanda y factibilidad y su posterior adjudicación. Esta iniciativa liderada por Chile, ha recibido el respaldo de Argentina, Brasil y Ecuador, países que sumados a otros de la región se beneficiarán con importantes efectos de derrame al vincularse con el Asia Pacífico a menores costos.

La primera autopista digital entre Sudamérica y Asia mejorará la confiabilidad de redes y el desarrollo del capital humano; aumentará la competencia; facilitará las condiciones para la ubicación de data centers, y atenderá la demanda futura de servicios de la cuarta revolución industrial y big data, entre otros.

Las bases de licitación para las empresas interesadas en adjudicarse la realización de este estudio estarán disponibles desde la próxima semana.