La carta de Jorge Said en junta de accionistas de Latam Airlines Group

|


Jorge Said

La siguiente es una carta leída por el empresario Jorge Said, también accionista minoritario de Latam Airlines Group, en la junta de dicha aerolínea celebrada ayer:

“Señor Presidente, directores, ejecutivos y accionistas, mi nombre es Jorge Said Yarur, soy accionista de la compañía desde el año 2008.

En la junta de accionistas del año 2016, empecé a reclamar por los malos manejos de la compañía y errores cometidos por la administración, los cuales nos hemos visto forzados a pagar nosotros los accionistas.

En el año 2010, se anunció la fusión y en el año 2012 se concretó. Sin embargo, en 2010, LAN tenía una ganancia de USD $300.000.000 y una deuda de USD $3.000.000.000. Hoy, después de ocho años, Latam Airlines Group tiene una ganancia de USD $190.000.000 y una deuda de USD $11.000.000.000. La lógica pura y simple me dice que fue un pésimo negocio. Bajamos la ganancia en USD $110.000.000 y aumentamos la deuda en USD $8.000.000.000. Asimismo, la sinergia de USD $700.000.000 que prometió el controlador nunca se concretó.

Tome nota usted señor presidente que la información que disponemos nosotros como accionistas es distinta a la que dispone usted como controlador. Tome nota usted señor presidente que la información que usted entrega en Estados Unidos es distinta a la que entrega en Chile o informa en su memoria anual.

El 19 de diciembre del 2018, viajé a Argentina a ratificar una denuncia contra “La Cámpora” con el juez Claudio Bonadio, mismo magistrado que lleva la causa de los cuadernos K, ya que LAN tenía un contrato con Intercargo por servicios aeroportuarios en todo el país argentino desde el 2012 hasta el 2014 por un valor de USD $32.000.000. Pero en el 2013, según publicación de La Tercera, el señor Ignacio Cueto, gerente general de LAN en esa época, dijo textualmente que “no teníamos porqué aceptar pagar USD $18.000.000 demás”, que se pagaron en ese año, aparte de los USD $32.000.000.

Estos hechos involucran a los principales ejecutivos de LAN ARGENTINA (hoy parte de Latam Airlines Group) y miembros de La Cámpora (movimiento sindicalista y político) en el gobierno de Cristina Fernández, hoy tremendamente cuestionada y juzgada por sobreprecios cobrados a distintas empresas.

Llevar a cabo esto me puede significar un riesgo hacia mi persona por los antecedentes que son de público conocimiento. Sin embargo, estoy dispuesto a asumir ese riesgo porque, como accionista de la compañía, me debo también al patrimonio de mis hijos.

Señor presidente, si usted se vio forzado a aceptar un pago de USD $18.000.000 demás, es su deber ante la ley, como controlador, de cobrar dicho monto en exceso ante las autoridades argentinas.

Señor presidente, si la compañía que usted preside no da respuestas satisfactorias respecto del pago efectuado a La Cámpora con ocasión de la denuncia presentada por mí en Argentina, me veré en la necesidad de pedir a la Securities and Exchange Commission en los Estados Unidos (SEC) que averigue los alcances de la misma y si hubo o no irregularidades que impliquen un perjuicio en el patrimonio de la compañía respecto de la cual soy accionista.

Señor presidente, le pregunto en este acto en calidad de accionista y usted en calidad de presidente de la compañía y como miembro del grupo controlador: ¿Incurrió LAN, hoy Latam Airlines Group, o alguna de sus filiales o personas vinculadas a la compañía, en actos que pudiesen ser objeto de algún tipo de reproche con motivo de lo denunciado en Argentina?”