Con certeza jurídica en el tratamiento de datos Chile podría cuadruplicar la exportación de servicios

|


SEMINARIO

Los principales avances y retos que tendrá la implementación de la Ley de Protección de Datos tanto para las compañías como para los propios usuarios fue el tema central del seminario “Los desafíos en la Protección de Datos” organizado por KPMG y el estudio de abogados Cariola Díez Perez-Cotapos, y que se enmarca en el lanzamiento de la alianza estratégica entre estas dos Firmas.

Durante el evento, los expositores abordaron las diversas materias que se deben llevar a cabo en Chile para potenciar el desarrollo de las mejores prácticas y las claves para la implementación de esta legislación que actualmente se encuentra en discusión en el Congreso, luego que el Gobierno enviara el proyecto de ley en junio del año pasado y que pretende modificar la actual Ley 19.628.

Como exposición inicial, el senador PPD y presidente de la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia, Felipe Harboe presentó las características del proyecto de ley que se encuentra en tramitación en el Congreso, aunque indicó que esta discusión legislativa “se está dando en un contexto bastante atrasado donde se necesita ponerse a la vanguardia y actualizar la legislación para ser considerado un país desarrollado”

Por otro lado, explicó que uno de los deberes que contempla el proyecto es el de protección de datos a partir del diseño del producto que se ofrece. Para ello citó el principio de transparencia de información que considera la iniciativa: “Las políticas y prácticas deben estar permanentemente accesibles y a disposición de cualquier interesado, de manera precisa, clara, inequívoca y gratuita”.

Finalmente concluyó que “necesitamos una ley equilibrada, que por un lado proteja el derecho de los ciudadanos en la protección de los datos personales, pero que a su vez motive el flujo de datos, y que propenda al desarrollo de la industria de servicios globales”. En ese contexto, recalcó que Chile podría en un plazo no superior a 15 años cuadruplicar las exportaciones de servicios globales que actualmente ascienden a US$1.800 millones anuales “si tuviésemos en un régimen la certeza jurídica y si logramos régimen adecuado forjando los cambios necesarios para Chile”

Desde el punto de vista de la protección a los consumidores, el director del Sernac, Lucas del Villar, puntualizó que la Ley del Consumidor debiera ser aplicable a esta iniciativa. “Se requiere mayor claridad del proyecto de datos personales, ya que es la oportunidad de dar certeza jurídica”, indicó, enfatizando en la necesidad de clarificar las acciones compensatorias hacia los usuarios.

El mandamás del organismo, subrayó, además, que el desafío de la existencia de una agencia de protección de datos personales “es generar conciencia de la existencia por parte de los ciudadanos de estos derechos y posicionarlos de tal forma que no sólo a través de organismos del Estado se hagan denuncias, sino que a través de cualquier otro mecanismo den conocimiento a la autoridad cuando se verifiquen estas vulneraciones a la protección de datos”.

En el encuentro se realizó también una mesa redonda, donde la Socia de Advisory de KPMG y ex directora de la Unidad de Análisis Financiero, Tamara Agnic manifestó que con la nueva ley “todos los ciudadanos fiscalizarán el uso de sus datos personales, y por tanto la capacidad de respuesta que tengan las organizaciones frente a esta materia tendrá que ser muy rápida”.

Por último, el Director de Regulación y Competencia de KPMG en España, Borja Carvajal, explicó el escenario que se está dando en Europa con la nueva norma de datos que se aprobó el año pasado. Según Carvajal, “el reto para las empresas europeas ha sido desafiante, ya que han buscado tener un nivel elevado de protección de datos, pero a la vez no perderse en el camino”. En ese sentido, añadió que el cambio cultural que han debido enfrentar las compañías europeas “ha sido tremendo porque han pasado de una postura reactiva a una proactiva”.

Por su parte, Rodrigo Lavados, socio de Cariola Diez Pérez-Cotapos, resaltó que el cambio que vivirá Chile en el tema de la ley de protección de datos va a ser más profundo e importante que el que vivió Europa, y agregó que “el desafío es obtener consentimiento de calidad, eso significa entregarle más información al usuario. Tener el esfuerzo que esa persona está entendiendo lo que se le está diciendo”.