Startup chilena prepara ronda de inversión por US$ 2 millones y levanta proyecto de energía solar con baterías en Paraguay

|

Ciudad Luz team

Durante los primeros días de agosto, Ciudad Luz firmó una alianza con un consorcio internacional (Esperanza 3) que se adjudicó una licitación para construir la primera planta de generación fotovoltaica con baterías de Paraguay.

Dicha planta beneficiará directamente a la comunidad del pueblo originario Yshyr de Puerto Esperanza, distrito de Bahía Negra, en el Chaco Paraguayo. “Este hecho también marca un hito histórico sin precedentes, para que el Paraguay continúe con el sello país, de ser líder mundial en generar energía eléctrica 100% limpia y sostenible. En particular este proyecto mejorará sustancialmente la calidad de vida de unas 250 familias”, destaca Tomás Steinacker, fundador y gerente comercial de Ciudad Luz.

El experto agrega que en 2021 el emprendimiento una alcanzó una facturación de US$ 2 millones, en Chile y Colombia, y que esperan terminar este año con un crecimiento del 30%. También destaca que para finales de 2022 harán una nueva ronda de inversión de entre US$1 millón y US$2 millones con dos objetivos: expansión hacia otros países y desarrollar más la tecnología digital para gestionar la distribución de energía, que es uno de los elementos clave del modelo de la startup.

“Estamos en medio de un proceso de levantamiento de capital. Ya estamos negociando con fondos de venture capital y algunas empresas fuera de Chile, lo que usaríamos para migrar a otros mercados que podrían ser Costa Rica, República Dominicana y México. Las negociaciones más avanzadas las tenemos con actores extranjeros, los que informaremos en su momento. Tras esta ronda nuestra expectativa es consolidarnos y crecer para convertirnos en el líder de la industria de generación distribuida en Latam.”, señala Tomás.


Acceso para todos

En 2013 nació Ciudad Luz, un proyecto creado por cuatro jóvenes profesionales que pusieron su ímpetu en llevar a un nuevo nivel la energía renovable en el mercado eléctrico chileno, con el objetivo principal de desarrollar proyectos de energía solar, accesibles para todos, a través de un innovador modelo de negocio que transforma los paneles solares en un servicio que resuelve la barrera de financiamiento de los clientes.

Desde 2017 a la fecha, a través de Gasco Luz, empresa que crearon con Gasco, han invertido cerca de US$ 20 millones y tienen unos 100 proyectos de paneles solares instalados en compañías industriales y comerciales en Chile y Colombia, con una capacidad instalada de 20 mega watts de potencia. En este segmento su meta es ambiciosa: instalar 30 mega watts por año entre ambos países y con México y Centro América en el horizonte como posibilidades de expansión.

“Actualmente vemos que tenemos mucho por crecer, en Chile y Colombia, donde ya estamos consolidados con servicios comerciales e industriales, pero también tenemos oportunidades en el segmento residencial, en sistemas de baterías y en servicios asociados a la digitalización de las redes. Igualmente estamos mirando otros mercados que tienen las regulaciones necesarias para operar con sistemas de generación distribuida”, añade Tomás.

En Chile, a partir del 2021, cuentan con un modelo sin inversión inicial para el sector residencial que emula lo que han hecho con las empresas. Es decir, buscan que las personas, sin tener que invertir en los sistemas, puedan tener un ahorro inmediato en sus cuentas eléctricas de hasta un 30%, lo que es muy significado teniendo en cuenta las alzas en el precio de la luz. En este segmento ya tienen 330 clientes, y quieren cerrar el año con 500 casas, 1.000 el próximo, y 2.000 en tres años más.

“Hay segmentos de clientes donde la cuenta de la luz va a subir aproximadamente 40% en los próximos meses y nos estamos preparando palear estas alzas con nuestra solución solar”, complementa su hermano Andrés Steinacker, fundador y gerente de Operaciones de Ciudad Luz.