Kefuri: donación con otros ojos

|

A1En 2017 la donación de órganos alcanzó una de las cifras más altas de los últimos años (10 donantes por millón de población), alza que se atribuyó al éxito de la campaña televisiva transmitida por Mega. Pero, según investigaciones de un grupo de nuestro instituto, este aumento no constituyó un aumento significativo, ni tampoco se explica por la disminución en la negativa de los familiares en la decisión de donar los órganos del ser querido fallecido, que es a lo que apuntaba la campaña de Mega.

Entonces, ¿A dónde apuntar los esfuerzos para aumentar la tasa de donación? Así surge Kefuri, app liderada por el investigador del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería, ISCI, y académico del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, Juan D. Velásquez y el académico de la Facultad de Medicina, Fernando González Fuenzalida y que reúne la experiencia de un grupo de científicos y científicas provenientes de campos tan variados como la ingeniería y la medicina, poniendo en práctica la investigación de dichos académicos, quienes vieron la oportunidad de mejorar los procesos de pesquisa y procuramiento de órganos a través de una herramienta informática que colabora con el proceso.

En palabras de la ingeniera y jefa del equipo a cargo de la creación de la aplicación, Francisca González: “Nuestra investigación visibilizó que un punto importante a considerar en las bajas cifras de donación de órganos no es sólo la sensibilización de la ciudadanía, también lo es la falta de herramientas que faciliten el trabajo del profesional de salud para detectar los casos de posibles donantes. En un estudio hicimos la proyección de las cifras de donación a partir de la historia de datos, donde encontramos que se alcanzaría un peak en 2017 y luego descendería en 2018, lo que efectivamente ocurrió, con lo que demostramos que las cifras de donación son inestables. Y esto ocurre, según otra de nuestras investigaciones, porque los pacientes que cumplen criterio de posible donante no son detectados y/o avisados un 87% de las veces. Con esto, nos pareció evidente que no deberíamos depender de la generosidad de las personas, sino más bien enfocarnos en mejorar los procesos de procuramiento, donde se detecten, mantengan y obtengan posibles donantes de forma eficiente.”

En la práctica, se trata de una app destinada al uso de los funcionarios de salud dedicados al tema (usuario que es validado y habilitado), quienes sólo requieren descargarla en sus teléfonos inteligentes y crear un usuario, para luego, en el caso que llegue un paciente que cumpla con los criterios de posible donante, seleccionar distintas características de éste para detectar y dar aviso de un posible donante de órganos.

“La principal innovación es que esta herramienta facilita el flujo de información entre los profesionales de Urgencia y UCI que no están directamente involucrados con el procuramiento de órganos, y por esa razón es que no daban cuenta de un potencial donante. Kefuri les hace fácil y rápido el aviso a estos profesionales que no están dedicados a ello, pero cuentan con la obligación legal de notificar sobre posibles donantes.”, Juan D. Velásquez.

De fácil uso, gracias a una interfaz amigable, el piloto de la herramienta tecnológica demostró su éxito en el Hospital del Salvador, donde se capacitó a 139 médicas/os, enfermeras/os, aumentando en un 93% los avisos de posibles donantes en su primer año de puesta en marcha, lo que significó un 500% más de donaciones en comparación a los 2 años previos al uso de la app. Algo similar ocurre en el Hospital Santiago Oriente, recinto que aumentó al doble el número de donaciones al 2021 y al triple la cantidad de avisos de posible donante.

Las proyecciones de Kefuri no terminan ahí: en diciembre de 2021 fue implementado en el Hospital Dr. Gustavo Fricke, expansión que durante marzo de 2022 llegó al Hospital San Camilo de San Felipe, y durante el mismo año llegará al Hospital San José de Santiago y San Pablo de Coquimbo.

A lo anterior se suma la adjudicación del Fondo de Valorización de Investigación en la Universidad entregado por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, que permitirá su uso en tres hospitales de diferentes características en procuramiento y trasplante, como el Hospital San José.