Pamela Cárcamo del Río, Facultad de Educación, Universidad Autónoma de Chile

​Releer: un ejercicio de memoria

|

Cartas al director

Sr. Director, 


Los invito en el Día Internacional de Libro a reencontrarse con la lectura: con aquellos textos de la infancia o la juventud que de alguna manera nos marcaron, para descubrir en la adultez algo distinto. La palabra “releer” proviene del latín relegere y significa "volver a leer". Es decir, que la misma palabra convoca dos actos: el ejercicio físico de volver a pasar los ojos sobre unos enunciados conocidos y el ejercicio mental de evocar un recuerdo. Este ejercicio de memoria nos otorgaría una experiencia nueva, en tanto leemos desde un momento histórico distinto. Los sentidos inmanentes del texto -si existen- se van alimentando de los conocimientos nuevos de quienes leen, mutan, se niegan, se transforman. Al releer páginas antiguas, el pasado viene al presente, acompañado de marcos sociales o marcos de memoria, obligándonos a mirar aquello desde las condiciones actuales. El significado de la primera lectura nunca será idéntico al de la segunda, pues están condicionados por los elementos nuevos que manejamos como lectores: conocimientos, juicios, emociones y condiciones socioculturales. Dejo hecha la invitación a entregarse a un libro viejo -con ojos de niño (como decía un profesor)- a una nueva posibilidad de interpretación.


Pamela Cárcamo del Río

Facultad de Educación, Universidad Autónoma de Chile