​Rusia niega haber atacado con misiles la estación de tren de la ciudad ucraniana de Kramatorsk

|

Guerra5 (1)

El Gobierno de Rusia ha negado este viernes haber atacado con misiles la estación de tren de la ciudad ucraniana de Kramatorsk, situada en la región de Donetsk (este), después de que las autoridades de Ucrania denunciaran más de 30 muertos y cien heridos en el bombardeo.

"Las Fuerzas Armadas de Rusia no han llevado a cabo ninguna misión el 8 de abril en Kramatorsk y tampoco hay ninguna planeada", ha dicho el Ministerio de Defensa ruso, que ha tildado las acusaciones de Kiev de "provocación que no se corresponde en absoluto con la realidad".

Asimismo, ha señalado que en los alrededores de la estación se han hallado "fragmentos" de misiles Tochka-U, según "fotografías publicadas por testigos", y ha hecho hincapié en que "sólo son usados por las Fuerzas Armadas ucranianas", tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax.

Minutos antes, las autoridades de la autoproclamada República Popular de Donetsk, cuya independencia fue reconocida por Moscú días antes del inicio de la invasión, acusaron a las Fuerzas Armadas ucranianas de estar detrás del lanzamiento del misil y apuntaron igualmente que era un Tochka-U.

En este sentido, el líder de la administración de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, ha señalado en declaraciones a la cadena de televisión rusa Rossiya 1 que se trata de una "provocación monstruosa" por parte de las autoridades ucranianas y ha tildado lo sucedido de "crimen de guerra por parte del régimen de Kiev".

Por su parte, el portavoz de las milicias de Donetsk, Eduard Basurin, ha hablado igualmente de "provocación" y ha destacado que "las autoridades ucranianas no ocultaron el hecho de que preparaban otra provocación". "Los móviles y cámaras de la gente grabaron los restos del Tochka-U", ha destacado.

Así, ha recalcado en declaraciones a la cadena Chennel 1 que el misil llevaba escrito en ruso "esto es para los niños". "Resalto una vez más que el misil táctico Tochka-U no es usado por nuestras repúblicas de Donetsk y Lugansk ni por parte del Ejército de Rusia", ha zanjado.

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha acusado del suceso a "los ocupantes" y ha manifestado que en la estación se encontraban "miles de ucranianos pacíficos esperaban a ser evacuados". "Al no tener la fuerza y el valor para hacernos frente en el campo de batalla, están destruyendo de forma cínica a la población civil. Es una maldad que no tiene límites y que, si no es castigada, nunca se detendrá", ha zanjado.  (EUROPA PRESS)