Canciller británica viajará este jueves a Rusia para rebajar la tensión y evitar una "agresión" contra Ucrania

|

A1

La ministra de Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, viajará este jueves a Rusia para tratar de rebajar la tensión en torno a Ucrania en la que constituye la primera visita de un jefe de la diplomacia británica a territorio ruso en cuatro años.

Durante su visita, la ministra espera abordar posibles formas de lograr una "desescalada" y evitar así una "agresión injustificada" de Ucrania, según informaciones del diario 'The Times'.

Truss, que considera que las palabras de Moscú sobre una posible invasión son "falsas", se reunirá con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, al que espera alertar de las consecuencias que acarrearía un ataque contra el país.

En un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter, la política británica ha recalcado que está "claro" que existe una intención "profunda" por parte de Rusia de "subvertir y amenazar a Ucrania".

"Las acciones de Rusia muestran que sus declaraciones sobre la ausencia de un plan de invasión son falsas", ha manifestado antes de insistir en que Reino Unido y los aliados "siguen apoyando a Ucrania" y harán responsables a Rusia del "precio de seguir adelante con sus acciones".

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado recientemente un refuerzo de 3.000 militares en el este de Europa en respuesta a la acumulación de tropas rusas en la frontera con Ucrania.

Polonia recibirá 1.700 militares, 300 irán a Alemania y 1.000 de los que están en estos momentos en Alemania serán envidos a Rumanía, fronteriza con Ucrania. (EUROPA PRESS)