Retiro de visas a jueces y generales

|

Fu00e9lix Pilay

Ecuador es tendencia por las noticias que circulan en los medios de comunicación y las redes sociales sobre la confirmación por parte de la embajada de los Estados Unidos en el Ecuador acerca del retiro de visas norteamericanas a jueces, abogados, servidores judiciales y generales; todo este acontecimiento tiene lugar a partir de las polémicas declaraciones por el medio digital “Primicias” que realizara el embajador Michael Fitzpatrick el 10 de diciembre de 2021.

Tal como lo reseñamos por este medio el 17 de diciembre de 2021 en el artículo “Contradicciones por caso narcogenerales”, Fitzpatrick, quien es embajador de EE-UU en Ecuador y un diplomático de carrera del servicio exterior con rango de Ministro Consejero, es quien sostiene que su país se encuentra muy preocupado por la penetración del narcotráfico en Ecuador y afirma además que este mal habría penetrado en las esferas de las fuerzas del orden.

La situación se torna cada vez más complicada, ya que los anuncios que se hicieran para el retiro de visas, ya son una realidad. Se ha confirmado que ha mediados de diciembre de 2021 se les retiraron las visas a cuatro generales de la policía que, al parecer estarían presuntamente involucrados en actos de corrupción y de narcotráfico, aunque no se ha dado nombres ni se ha precisado si son de servicio activo o pasivo, pero tal acción salpica a todo el estamento policial.

El Presidente de la República Guillermo Lasso, a través del Ministerio de Gobierno y el Ministerio de Defensa han lamentado las expresiones del Embajador sobre la infiltración del narcotráfico en las fuerzas del orden; frente a ello, han manifestado que el mando actual en el servicio activo de la Policía Nacional, no tiene a ningún general a quien se le haya retirado la visa norteamericana. Lo cual daría a entender que se pone la mano al fuego por los generales activos y se descarga en los generales pasivos.

Las declaraciones por parte de las autoridades de gobierno al parecer no le han dado la importancia a la alerta que da el Embajador sobre la corrupción y narcotráfico. Lo menos que se puede pensar es que estas declaraciones deben tener algo de verdad; por el contrario, las autoridades ecuatorianas, lejos de focalizar el problema, se deja entrever contradicciones y se evidenciaría que una de las dos partes estaría mintiendo.

Es destacable que las autoridades nacionales hayan reconocido la existencia de carteles del narcotráfico internacional, quienes buscarían tomar como base al Ecuador para exportar sustancias ilícitas hacia los Estados Unidos y Europa. Se sostiene que en el 2021 se habrían decomisado más de 200 toneladas de droga, cantidad que es altamente preocupante si se tiene en cuenta que el país es considerado un territorio de paso.

Se ha ratificado la decisión de llevar adelante un combate a la corrupción, ya que según se dice se convierte en una amenaza para la estabilidad nacional y para la seguridad ciudadana. “Impide el crecimiento económico, socava los derechos humanos y destruye la confianza en las instituciones”. Preocupa que, a pesar de la lucha frontal a la corrupción declarada por el régimen en Ecuador, en los hechos los casos emblemáticos como Odebrecht, Petroecuador, Singue, Petrochina, INA Papers, Pandora Papers, y el del ISSPOL (con un perjuicio a policías y familiares, aproximadamente en 1.000 millones de dólares), entre otros, siguen sin resolverse.

El 10 de enero de 2022, tiene lugar un nuevo remezón, se señala por las redes sociales de la embajada, que se han retirado visas a varios jueces y a otros servidores judiciales y se advierte que los Estados Unidos se ha tomado en serio la lucha contra la corrupción. Es importante señalar que el país del norte, siempre se ha reservado el derecho de decidir a quienes sí y a quienes no, les entregarán este documento. “Tener una visa norteamericana es un privilegio, no un derecho” se ha señalado.

Preocupa que no se haya dado nombres ni se señale las causas para que se les haya retirado el documento migratorio a generales, jueces y servidores judiciales, ni se haya emitido detalle alguno, lo que evidencia que detrás de tal acción hay algo que debe ser investigado por las autoridades nacionales. Al parecer los Estados Unidos no da tregua a la corrupción ni al crimen organizado, por lo que se presume que en el futuro inmediato habrá más sorpresas sobre el retiro de visas. “Cuando tenemos evidencias e información contundente, en estos casos estamos quitando las visas”.

El presidente de la república, tiene una ardua responsabilidad frente a los ecuatorianos y la opinión pública nacional e internacional, para que se investigue estos hechos de corrupción y de infiltración del narcotráfico en las altas esferas nacionales, se deben establecer a quienes se les ha quitado las visas y las razones para ello, además que se haga público las razones para cesar al general Marco Vinicio Villegas, ex director de antinarcótico, dar a conocer nombres de las 300 visas retiradas en 2020 y los cientos de visas del 2021 a personas vinculadas presumiblemente a casos de corrupción y con ello, el Ecuador se dé un baño de verdad.


Prof. Félix S. Pilay Toala

Doctor. Economista, Magister en Administración Pública.

Pontificia Universidad Católica del Ecuador sede Santo Domingo

Fpilay487@pucesd.edu.ec