¿Libertad o libertinaje?

|

Sebastiu00e1n DeutschCreo que parte de los problemas que hoy enfrentamos son generados porque, producto de la falta o exceso de regulación por parte de la autoridad cuya función debiese ser nivelar la cancha, ha permitido que la libertad, que se supone debiera proteger, se transforme en libertinaje.

Un ejemplo de esto lo podemos ver en un perfil bioquímico ordenado por un doctor. Este examen- cuyos costos de materiales son relativamente parejos para todos- es realizado por un equipo/máquina. Ante esto el costo del examen no debiese variar mucho entre la mejor clínica privada o un hospital público, es más, no debiese haber gran diferencia entre las tres o cuatro principales clínicas privadas. Sin embargo, no ocurre. Las diferencias en precio ante el mismo plan de salud con libre elección e igual tope en prestaciones hacen que, en una de las cuatro clínicas principales del país, este examen tenga un copago de $80.000 y en otra el copago sea cero. Esto es una muestra de que, ante la libertad para fijar precios, hay quienes se exceden, transformándose en libertinaje

Siguiendo con la industria de la salud, las actuales prácticas refuerzan lo antes planteado. Hoy un profesional de la salud atiende en la consulta de la clínica, opera en esa y la recuperación se hace en la misma. Esto conlleva un sinnúmero de problemas de control y protección al paciente, coartando la libertad de acción de él mismo y de los doctores en sí, generando estructura que permitan maquillar una libertad sin límites. Si se analiza el modelo en Estado Unidos- quien siempre se ha erguido como el campeón de la libertad- se puede ver que dicha nación está prohibido que exista integración vertical y horizontal en esta área de manera de garantizar competencia, independencia, seguridad y protección al paciente y, finalmente, libertad de elección.

¿Cómo opera? Fácil. El doctor no puede tener consulta en una clínica, sino una práctica privada o en un centro que se dedica únicamente a la atención, evitando la realización de exámenes. De igual forma las clínicas no pueden ser las controladoras de la hotelería hospitalaria, ya que nuevamente esto puede afectar los derechos de los pacientes. ¿Qué pasa si un doctor se equivoca y el paciente debe permanecer más tiempo en la clínica? En Chile este costo lo paga el paciente, en EEUU si la mayor estadía es por error médico lo paga el doctor o la clínica y, de igual forma, si el error se produce en la hotelería es esta la que asume ese pago pero nunca el paciente. Hay excepciones en donde estos están integrados que son los hospitales clínicas de las universidades, sin embargo el cobro de ellos está limitado y regulado de acuerdo a aranceles fijados por la autoridad.

Por otro lado, el exceso de regulación que algunos creen que pueden favorecer a los consumidores termina afectándolos. Por ejemplo, la ley de etiquetado hoy dificulta la importación de alimentos poniendo barreras económicas que sólo favorecen a grandes importadores o productores locales, entorpeciendo la competencia y, por ende, el acceso a mejores productos y precios. Nuevamente el intento de regular la libertad por parte del estado en este caso restringe la del comprador e incentiva el actuar de los que se ven favorecidos por esto que son los grandes productores e importadores de alimentos los que se traduce en libertinaje.

Experiencias como 12tren apuestas por evitar esta dinámica separando las 4 áreas que componen el modelo, transparentado cada una de ellas en vista al público, tratando cada una como una unidad independiente. Si hay cambios en las comisiones de la pasarela de pago, el cliente puede elegir realizar una transferencia electrónica con validación automática por $200. Si costos suben o bajan se ajusta la membresía, si los valores de los productores varían, son transferirlos a los clientes, lo que también se aplica a modificaciones en el transporte.

Cada unidad es independiente y tiene la obligación de entregar la mejor alternativa al cliente, entregando libertad a este y evitando, así, cualquier potencial conflicto de interés que pudiese entenderse como libertinaje.

Transgredir los “límites” de la libertad, se puede evitar con acciones muy simples como regular la integración vertical o horizontal de algunas industrias, facilitar la actividad comercial y el emprendimiento, promover la transparencia y, sobretodo, generar controles cruzados que no dependan de la autoridad, sino de los propios actores.


Sebastián Deutsch, 

Ingeniero Comercial y Emprendedor