​Salfa cumple 83 años de compromiso con el mercado chileno de maquinaria, autos y camiones

|

Salfa

Salfa le ha dado un respaldo indiscutido al desarrollo de la economía chilena desde hace ochenta y tres años. Con un amplio portafolio de soluciones, la marca destaca como una emblemática importadora y comercializadora de camiones, maquinaria -para el sector agrícola, construcción, forestal y vialidad- y además concesionario de autos de las principales marcas del mercado. Su oferta integral incluye además todo lo referente a repuestos, neumáticos, servicio técnico y arriendo de ellas.

“Parte de nuestro sello es construir relaciones duraderas con las marcas que distribuimos y los clientes con los que trabajamos. Nuestra extensa red de sucursales, en todo el territorio chileno, nos permite dar respaldo y servicio a todas las marcas que representamos, en cualquier lugar del país. Y ahora, en la era digital, hemos llevado esa misma cobertura al plano virtual, creando plataformas que nos permitan sostener nuestra trayectoria y experiencia a la par con las nuevas necesidades de nuestros clientes”, afirma Carlos Fabres, gerente de Salfa.

Como especialista en soluciones integrales, Salfa ha sabido capitalizar su vasta experiencia e ingresar con fuerza a la era digital. Así es como incorporó herramientas tecnológicas y modelos de negocio innovadores, que refuerzan en esta nueva etapa, su compromiso de confianza, cercanía y respaldo con sus clientes. Entre estas modernas herramientas destaca el modelo de movilidad por suscripción que ofrece la plataforma digital Smartycar, así como los sistemas de reserva online a través de Salfa One Click, entre otras.

Al respecto, Natalia Toledo, gerenta de Recursos Humanos en Salfa, afirma “nuestro proceso de modernización es una consecuencia lógica de la propia cultura organizacional en Salfa, que con directrices y principios muy claros nos ha permitido orientarnos hacia la flexibilidad necesaria para adaptarnos a los cambios del mercado, de los consumidores y de la sociedad en su conjunto. Cómo empresa hemos sabido adaptarnos a los cambios en los mercados donde participamos y hoy, tenemos una propuesta más ambiciosa pero necesaria, que es poder adelantarnos a estos. Y para esto la cultura y el equipo humano es fundamental”.

Con un gran equipo humano de más de 1.900 colaboradores en todo el país, Salfa busca avanzar en la industria local entregando soluciones, de la mano de asesorías y acompañamiento de los clientes en sus necesidades. Christian Lichtin, forma parte de la nueva generación en Salfa, la que considera “una empresa muy cercana, de puertas abiertas y siempre preocupada por los detalles y el bienestar interno. Existe muy buena recepción a nuevas iniciativas lo cual hace que la motivación se mantenga en el tiempo y que dependa de las ganas que uno le ponga el éxito de lo que se proponga. Finalmente, el cumplimiento de compromisos también es algo destacable y que caracteriza nuestro día a día”.


HISTORIA DE AMIGOS

La empresa nació en los años 20 como Salinas y Fabres, con tres compañeros de colegio -Roberto Salinas, Raúl Fabres y Alberto Fabres- quienes decidieron reunir sus nombres e iniciar un negocio en conjunto. Con la pavimentación de las calles Viel, Rondizzoni y Beauchef y la edificación de tres casas, se iniciaron en el rubro de la construcción. Numerosas obras, entre las que se destacan la Clínica Santa María, el Estadio Nacional, el Seminario Pontificio y el Templo Votivo de Maipú, forman parte de su legado.

En forma gradual y paralela se aventuran en el negocio de la importación y en 1938 se adjudican la representación de la firma norteamericana Mack Trucks, una alianza vigente hasta el presente. Dos años después, la de Allis-Chalmers, y la de Chevrolet de General Motors, con las cuales se consolidan en el mercado nacional de camiones pesados, maquinaria de construcción y agrícola, automóviles y vehículos livianos.

Con el tiempo, las dos líneas de negocios -construcción y concesionaria de vehículos- fueron consolidándose, hasta que en 1953 se dividen ambas actividades; por una parte, lo que hoy es el holding Salfa Ingeniería y Construcciones S.A. y filiales, dedicado a la construcción y, por otra, Salinas y Fabres S.A., líder en importación, distribución y servicio de maquinaria y vehículos.

Actualmente, Salfa cuenta con soluciones para una amplia diversidad de industrias como automotriz, minería, agrícola, construcción, forestal, logística y bodegaje. Sus marcas son de irrefutable calidad y reflejan el compromiso de confianza que ofrece a sus clientes, con el respaldo de gigantes como John Deere, Mack Trucks, Renault Trucks, Grupo Wirtgen, Chevrolet, Nissan y Toyota, entre muchas otras. Con el respaldo de esta trayectoria, Salfa consolida su legado de confianza incorporando un alto nivel de tecnología y modernidad junto con eficientes metodologías y procesos de vanguardia para enfrentar los desafíos del siglo XXI.