​Capacitan a personas con discapacidad para formar cooperativas inclusivas

|

A1En medio de la pandemia, el ejemplo de Hortinclusiva es para destacar. Se trata de una cooperativa formada por cinco personas con discapacidad al alero de Fondacio, centro ocupacional hortiterapeútico ubicado en la comuna de Huechuraba.

En el año 2019, a través de un fondo que obtuvieron de Senadis, iniciaron su trabajo como una oportunidad para que sus integrantes puedan generar ingresos, de forma sustentable y sostenible en el tiempo, a través del procesado y cultivo de plantas medicinales, como menta, melisa y salvia. Su primer producto es Incluye-Té, caja con infusiones en bolsa.

“Es gratificante ver a mis compañeros entusiasmados por vender los productos que nosotros mismos plantamos, cosechamos y secamos”, comenta Adrián Martínez, uno de los socios de Hortinclusiva. “Gracias a la cooperativa tienen una oportunidad de pensar en grande y tener un sueldo”.

Actualmente, en el país existen 12 cooperativas inclusivas formalizadas y activas, las que cuentan con 187 socios y socias. Con el objetivo de potenciar este modelo de cooperativas y la inclusión socio laboral de las personas con discapacidad, el Servicio Nacional de la Discapacidad, SENADIS, y la Asociación Nacional de Cooperativas de Chile establecieron un convenio de colaboración, con el fin de entregar las herramientas que permitan aumentar la cantidad de cooperativas inclusivas, a través de jornadas de capacitación y asesoría.

“Queremos que más cooperativas inclusivas se formalicen y cuenten con las herramientas necesarias para que sean prósperas en el tiempo, especialmente en estos momentos complejos. Este convenio de SENADIS y Cooperativas de Chile permitirá que tengan acceso a los contenidos necesarios para su empresa, y que sigamos avanzando hacia la inclusión laboral de las personas con discapacidad”, asegura la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar.

El Director Nacional de SENADIS, Francisco Subercaseaux, destaca que “Hortinclusiva es un buen ejemplo de cómo podemos brindar apoyo a personas con discapacidad que quieren emprender. Ellos contaron con el apoyo de SENADIS para su formación y hoy son ejemplo en las capacitaciones que estamos brindando a cooperativas, precooperativas y municipalidades”.

“La Asociación Nacional de Cooperativas de Chile reúne a siete federaciones de diversos sectores de la economía, con presencia en las 16 regiones y las 364 comunas del país. Como presidente del gremio, extiendo nuestra satisfacción por haber suscrito este convenio con SENADIS. Este trabajo en conjunto nos permitirá promover los valores y principios del cooperativismo de una manera inclusiva, incorporando a las personas con discapacidad y generando nuevas oportunidades”, señaló Rodrigo Silva, presidente de la Asociación Nacional de Cooperativas de Chile.

“El modelo cooperativo está lleno de ventajas, ya que los socios somos dueños de la cooperativa a diferencia de otras empresas. Cada persona es un voto y todos somos iguales”, agrega Adrián Martínez.

Iniciando el camino

Así como lo hizo Hortinclusiva hace unos años, la Cooperativa Sabores Inclusivos está comenzando su trabajo en la comuna de Los Andes. Compuesta por seis integrantes, está finalizando su proceso de formalización como una cooperativa inclusiva y es parte de las jornadas de formación para cooperativas inclusivas y municipios de SENADIS y la Asociación Nacional de Cooperativas de Chile.

“La formación de cooperativas inclusivas es una iniciativa incipiente en nuestro país, por lo tanto es difícil acceder a experiencias cercanas, sobre todo a nivel comunal”, comenta María Isabel Eyzaguirre, responsable de las cooperativas inclusivas del Municipio de Los Andes.

“En el camino nos encontramos con muchas dudas, especialmente en la formalización de este tipo de empresa. Por lo tanto, consideramos que contar con capacitaciones de expertos en el tema ha sido completamente positivo y provechoso para nuestro equipo de trabajo”.

Sabores Inclusivos se dedican a elaborar alimentos para personas con necesidades alimentarias especiales, tales como diabéticas, celíacas, veganas, etc. Es impulsada por la Estrategia de Desarrollo Local Inclusivo, EDLI, de la municipalidad de Los Andes.