​Reclutadora de talentos TI analiza los 8 errores más usuales en los CV

|

Empleo

¿Sabía usted que el CV sigue siendo el documento predilecto para dar a conocer la trayectoria profesional y/o postular a un cargo en una organización? ¿Y que se requieren sólo 30 segundos para que capte la atención de un reclutador? Así lo manifiestan desde IT Hunter, firma que al mes revisa en promedio unos 10 mil currículums de profesionales. De ahí que resulte relevante preparar, adecuadamente, esta verdadera carta de presentación al momento de postular a un trabajo.

Así lo sostiene Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de IT Hunter, empresa especializada en la búsqueda de talentos TI, quien manifiesta que, durante el primer semestre de este año, su compañía analizó más de 60 mil curriculums producto de las diversas búsquedas laborales que efectuaron, lo que permitió identificar las ocho fallas más comunes en ellos:

1. No incluir un resumen. Es decir, un párrafo de a los más 500 caracteres aproximadamente que presente la propuesta de valor del profesional, de manera clara, precisa y cautivante. “El objetivo del resumen es captar en breves segundos la atención del headhunter e invitarlo a seguir leyendo el CV”, declara Toselli.

2. Falta de estructura y orden. Otro de los errores que menciona el reclutador se vincula al desorden y carencia de esquema con que algunos candidatos exhiben sus antecedentes en el CV, lo que impide que exista una secuencia lógica, dificulta la lectura y genera distracción. “Por ejemplo, es fundamental que estén sí o sí los datos de la persona, formación académica, experiencia laboral, idiomas que maneja, cursos de perfeccionamiento, etc.”, comenta.

3. Ausencia de competencias y logros. Otra falla que se suele cometer, señala Toselli, consiste en que muchos postulantes no mencionan aquellas habilidades y competencias que poseen. “No hay que olvidar que las primeras se refieren a la capacidad de efectuar una tarea, mientras que las segundas apelan al conocimiento y experiencia que se tiene para llevarla a cabo. También se deben incluir los principales logros alcanzados en cada uno de los puestos ocupados, así como las funciones respectivas”.

4. Demasiado extenso. Esta equivocación es muy frecuente, pues muchos profesionales piensan que mientras más hojas tenga su CV más posibilidades existirán de quedar pre seleccionados para un trabajo. “Lo ideal es que el CV tenga sólo dos páginas, y excepcionalmente tres. Acá rige la máxima de que “menos es más”, siendo esencial que la persona posea una buena capacidad de síntesis para redactar sus antecedentes laborales. No hay que olvidar que la lectura de un CV no debe tomar más de 3 minutos como máximo”.

5. Nulas referencias. Quizás para muchos este punto puede ser información irrelevante, pero para un reclutador es clave, pues es necesario validar la información que contiene un CV, y para ello lo mejor es hablar con aquellas fuentes que pueden dar fe de lo anterior. “Por esto, nuestra recomendación es incluir siempre los datos de referencias, sean profesionales y/o académicas, que permitan verificar los trabajos y cargos ocupados”.

6. Información incompleta o desactualizada. Este punto se relaciona con datos faltantes o no vigentes, ya sea relacionados con los empleos y posiciones ocupadas, estudios universitarios, certificaciones técnicas, etc. “Si la persona está postulando a una posición Comercial debe incluir cifras anuales de ventas, cuentas o clientes manejados, etc. Si, en cambio, postula a un puesto más técnico debe incorporar en el CV datos sobre los proyectos llevados a cabo, las implementaciones hechas, los presupuestos involucrados, cantidad de personas dirigidas, etc.”.

7. Problemas de redacción y ortografía. El ejecutivo de IT Hunter señala que otro aspecto negativo que suele repetirse en algunos casos es la poca claridad al momento de expresar ideas y los errores de ortografía. “Esto no es menor, pues denota despreocupación, falta de prolijidad y desconocimiento. Manejar bien el lenguaje es un plus para todo profesional y una vía para sobresalir”, asevera. Agrega que usar palabras que denoten acción- como por ejemplo Implementar, Aumentar, Integrar, Potenciar, Difundir, etc.- es una buena estrategia al momento de describir las posiciones ocupadas.

8. Datos personales de contacto erróneos. Otra equivocación frecuente se relaciona con el hecho de que la información de contacto del postulante no es correcta, ya sea porque cambió su número de celular, su teléfono fijo está deshabilitado o la bandeja de entrada de su correo electrónico está llena. “Hay que preocuparse de que los canales de comunicación estén habilitados para poder ser contactado en caso que surja alguna posibilidad de trabajo”, puntualiza Benjamín Toselli.

Como consejo adicional, el experto recomienda no usar siempre el mismo CV para los diferentes cargos a los que se postula, pues hay que adecuarlo a cada uno de ellos.