​Aumenta interés de inversionistas chinos por campos chilenos

|

Agricultura


El mercado agrícola chileno se ha potenciado de manera importante los últimos años gracias a su estabilidad y resiliencia frente a las crisis. Esto, unido a un aumento importante tanto en la plusvalía de los inmuebles como en la rentabilidad del negocio, ha convertido al rubro en una atractiva opción, ya no solo para inversionistas chilenos, sino también extranjeros, especialmente chinos.

"Los empresarios chinos han decidido invertir fuerte en el campo chileno. El ingreso de solicitudes de inversionistas chinos subió entre un 38% y un 40% en un año”, señala el gerente del área Agrícola de Colliers, Matías García-Huidobro.

Según el ejecutivo, en un comienzo los inversionistas chinos buscaban el cultivo de cereza y las viñas, pero ahora también se están interesando en otras variedades. "Lo que buscan es asegurar producción. Antes eran más que nada asociaciones con locales, en cambio, hoy buscan estar integrados y tener sus campos, para garantizarle la fruta a su población y otros mercados”.

Entre las cualidades de los campos chilenos que los inversionistas chinos valoran destacan "la buena trazabilidad y control de los campos, Chile es muy seguro sanitariamente, dada las barreras naturales que tenemos. Existe un muy buen control de pestes y plagas, lo que nos da una ventaja; por último, están las buenas condiciones para producir fruta de calidad y a contra estación”, recalca García-Huidobro.

De acuerdo al experto, entre los inversionistas chinos predominan dos tipos de clientes, aquellos particulares que quieren desarrollar sus propios campos de 40 o 50 hectáreas y ver qué producen; y luego están las grandes empresas o fondos, que buscan más que nada rentabilidad y campos productivos con flujo", concluye García-Huidobro.