Grupo Security busca mayor crecimiento de las utilidades en el próximo trienio

|

Security


En Junta Ordinaria de Accionistas realizada ayer, Grupo Security explicó el plan de transformación que impulsaron en sus distintas áreas de negocio durante 2020, con especial foco en la sistemática comercial, eficiencia y digitalización de sus procesos, con el propósito de mantener la excelencia en la calidad de servicio a sus clientes y mejorar sus ingresos.

Dada la contingencia sanitaria, la Junta de Accionistas se realizó de forma remota a través de medios digitales, sin la presencia física de los accionistas, cumpliendo con todos los requerimientos legales, y contando con la asistencia del 85,52% de las acciones. En la asamblea de accionistas se aprobó distribuir un dividendo de $5,25 por cada acción, lo que sumado a los dividendos repartidos en octubre, equivale al 54,3% de la utilidad del ejercicio 2020. De esta forma, Grupo Security espera mantener un reparto de utilidades en torno al 55%.

En su exposición, el presidente del directorio de Grupo Security, Francisco Silva, señaló que el 2020 fue un periodo de grandes desafíos, ante los que la compañía implementó importantes medidas. Entre ellas, se contaron un significativo ajuste de gastos, la reestructuración de sus modelos de negocios, la diversificación de sus fuentes de ingresos y la continuidad operacional con un modelo de teletrabajo que alcanzó, en los momentos más críticos, un 95% de la organización desarrollando sus actividades de forma remota, para atender las necesidades de sus clientes. Silva comentó que, ante la incertidumbre, las empresas del Grupo realizaron mayores provisiones de riesgo para enfrentar el deterioro de las carteras. Asimismo, aumentó el capital para reforzar el patrimonio de sus principales unidades operativas.

“Estas decisiones, a pesar del escenario adverso, nos permitieron obtener excelentes utilidades, equivalentes al 80% de nuestras cifras históricas. En el caso del Banco, principal activo del Grupo Security, la caída fue de un 21,8%, en relación con el año anterior, cifra que se compara favorablemente con la industria, en la cual la caída promedio de las utilidades llegó a 52,9%”, detalló Silva. “Las modificaciones estructurales que realizamos nos permiten mirar el futuro con optimismo, si se mantienen las condiciones favorables que hoy se ven en el mundo”, concluyó Silva.

Durante el periodo, la compañía continuó profundizando la implementación de un proceso de transformación que le permitió abordar estos inéditos desafíos. Al respecto, el gerente general de Grupo Security, Renato Peñafiel, señaló que, si bien estos procesos comenzaron previos al inicio del 2020, la emergencia sanitaria los aceleró. Peñafiel destacó la gran velocidad de adaptación de las empresas del grupo en términos de esfuerzos comerciales y planes de ahorro que permitieron contener los impactos de la crisis.

“Además de generar ahorros propios a la menor actividad comercial, se revisaron con mirada crítica los gastos de todas las compañías. En esa línea, se realizó un presupuesto trianual con base cero, replanteando los gastos necesarios para la operación. Estos ajustes nos permitirán generar ahorros futuros en torno a $18 mil millones en gastos totales. Todo esto nos deja preparados para alcanzar crecimientos de las utilidades en torno al 12% en los próximos tres años”, explicó.

Peñafiel detalló que para este 2021, la compañía continuará con su plan de transformación, con un fuerte énfasis en la sistemática comercial y lo digital, apuntando a mantener la competitividad y la rentabilidad de sus negocios. Asimismo, confirmó la materialización del aumento de capital en el Banco por $23 mil millones con los recursos recaudados por el Grupo en el aumento de capital realizado en 2020, que permitirán a Banco Security cumplir con los estándares de Basilea III en los próximos 3 años.

Al cierre de 2020, Grupo Security obtuvo una utilidad neta de $ 65.146 millones y, pese al escenario desafiante de 2020, algunas áreas de negocios continuaron creciendo, como Vida que registró una utilidad de $23.529 millones (+17% YoY). Del mismo modo, Inmobiliaria tuvo una utilidad récord de $6.038 millones, por el alto número de escrituraciones en el periodo. En tanto, el Banco registró una utilidad de $60.150 millones, habiendo materializado las provisiones necesarias para enfrentar el mayor riesgo de la economía.