Dólar abrió al alza este viernes, palabras de Powell no convencen al mercado

|

A1Un incremento de $5,10 experimentó el tipo de cambio durante las primeras operaciones de este viernes. La paridad se ubicó en $731,10 al cierre de esta nota, luego que ayer apuntara una baja de $2,60.

Pablo Mundaca, analista de mercados de XTB Latam, comentó que “la tendencia alcista se está prolongando pese a las buenas perspectivas de crecimiento económico impulsadas por las vacunas. Al igual que ayer, sigue siendo tema el rendimiento de los Bonos del Tesoro de EE.UU., en un contexto en el que la curva de rendimientos entre el bono de 2 y 5 años ya se encuentra en máximos históricos desde 2015, lo cual aumenta los riesgos de la inflación.” El analista consigna que “la bolsa norteamericana ha mantenido caídas durante toda la semana, por el mismo efecto, mientras que el dólar índex se fortalece y está tomando mayor valor como activo refugio.”

El mercado se mantendrá atento hoy al dato económico de empleo no agrícola y la tasa de desempleo en la potencia del norte, “los cuales podrían seguir fortaleciendo al dólar, dependiendo de cómo sean tomados por el mercado (...) Mantenemos las perspectivas alcistas para el tipo de cambio, enfocadas en los $735 y $740, pese a que el cobre también se encuentra cotizando al alza, en los 4,0427 USD/LB”, concluyó.

Por su parte, Ricardo Bustamante, Jefe de Estudios Trading de Capitaria, constató que la divisa permanece “en niveles elevados después de una fuerte caída del cobre y repunte de la moneda estadounidense a nivel mundial.”

Según relata, “el mercado esperaba un apoyo por parte de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, después de días de volatilidad e incertidumbre debido al fuerte impulso de los rendimientos de los Bonos del Tesoro, especialmente si consideramos que tuvo una perfecta oportunidad para calmar a los inversionistas al estar invitado a un evento online del Wall Street Journal. De todas maneras, sus palabras no generaron el efecto deseado, especialmente considerando que no mostró una mayor preocupación por la situación que vive la renta fija estadounidense.”

Bustamante estima que “si hoy conocemos cifras (de EE.UU.) que resulten por debajo de las expectativas, perfectamente se podría generar una renovada caída del dólar, considerando que aún faltaría para materializar una recuperación económica fuerte que implique un impulso importante en las proyecciones inflacionarias, lo que ha estado presionando el rendimiento de los bonos del Tesoro en los últimos días.”