Dólar abrió a la baja este jueves ampliando el robusto descenso de ayer

|

A1

Un retroceso de $5,90 experimentó el tipo de cambio en la apertura de este jueves, ubicándose en $716,10 luego que ayer apuntara una robusta disminución de $13,70.

José Raúl Godoy, jefe de análisis de XTB Latam, comentó que la paridad se cotiza en línea con la depreciación que ha sufrido el dólar a nivel global. “La nueva administración de Biden ha dejado en claro la política económica que busca desarrollar con el objetivo de apoyar la recuperación económica de Estados Unidos. Políticas fiscales expansivas y una Reserva Federal alineada con políticas monetarias acomodaticias, son las principales causantes de la depreciación que hemos visto en el dólar durante los últimos días”, mencionó.

El mercado, indica el analista, “ha tomado con real optimismo la investidura de Biden y esto se refleja en el dólar y las materias primas, ya que vemos un cobre recuperándose a pesar de que las tensiones comerciales entre ambos países no cesan con la nueva administración.”

Durante el día de ayer China anunciaba una nueva ronda de sanciones a 28 oficiales estadounidenses de la administración de Trump, incluyendo al secretario de Estado, Mike Pompeo, después de una venta de armas realizada a Taiwán. “Esto sin duda recrudece las relaciones entre ambos países, pero a pesar de esto el mercado ve con buenos ojos las proyecciones de China de aquí en adelante, ya que cualquier escenario es mejor para China que continuar bajo las amenazas constantes de Trump. En ese contexto, el cobre continúa su proceso de recuperación, cotizando sobre los 3,6 usd/lb”, acotó Godoy.

“Técnicamente esperamos que la tendencia del tipo de cambio continúa a la baja con un piso clave en los $720. Si llega a caer por debajo de ese nivel, se podrían acentuar las caídas hacia los $708 en el corto plazo”, concliuyó.

Ricardo Bustamante, Jefe de Estudios Trading de Capitaria, sostuvo que el dólar ha bajado con fuerza “después que el cobre mostró un importante avance por las esperanzas de reactivación económica mundial, mientras que el optimismo con respecto a mayores estímulos en Estados Unidos y en el mundo apoya las esperanzas previas. Adicionalmente, estos mayores estímulos que se darían con el actual gobierno de Joe Biden en Estados Unidos, han vuelto a generar un debilitamiento del dólar, considerando que el exceso de oferta de la moneda estadounidense se debiera mantener durante bastante tiempo más.”

Por otra parte, consignó, “el impacto en los flujos locales por las recomendaciones de cambios de fondos y el shock alcista por la nueva política cambiaria del Banco Central ya se ha agotado, lo que podría comenzar a marcar una nueva senda bajista en busca de niveles inferiores a los $700 en las próximas jornadas, considerando los fundamentos actuales.”