Javiera Campos, abogada Estudio Jurídico Arteaga Gorziglia

Impuesto a los súper ricos

|

Cartas al director OK


Sr. Director,

 

A propósito del proyecto de ley que impone por una única vez un impuesto del 2,5% al patrimonio bruto de las grandes fortunas personales, queremos detenernos esta vez en, las que, a nuestro entender, pudiesen ser medidas más eficientes y con menores externalidades negativas para atender las necesidades de fondo que originan la discusión. Mucho se ha dicho ya respecto de la problemática constitucional del proyecto, de las dificultades para determinar la base imponible de este impuesto y valorizar los activos que lo conforman, del desincentivo que genera a la inversión, y por, sobre todo, el hecho que se busque gravar al patrimonio bruto, sin atender a los pasivos que puedan existir, ni la existencia de activos líquidos para permitan hacer frente a dicho impuesto.

En este sentido, parece ir en la línea correcta, la medida anunciada hace algunas semanas por el ministro Briones, de contar con un equipo de profesionales ad hoc que presente medidas tributarias desde una óptica técnica. Estimamos que la necesidad de aumentar la recaudación fiscal y atender a las necesidades crecientes originadas en una economía local y mundial en crisis, debiese centrarse en limitar ciertas falencias o inequidades de nuestro sistema tributario.

Parece claro que el análisis pasa más bien por revisar a fondo (y sin presiones lobistas), el régimen de renta presunta que aún sobrevive para las actividades agrícolas, de transporte y minería. En otra línea, las franquicias tributarias asociadas las ganancias de capital o a los fondos de inversión pudiesen ser revisadas, especialmente teniendo en cuenta que benefician a un segmento muy minoritario de nuestra población. Todo lo anterior, sin olvidar la necesidad de adoptar medidas innovadoras de incentivo a la inversión que permitan reactivar nuestra alicaída economía.


Javiera Campos 

Abogada Estudio Jurídico Arteaga Gorziglia