​Apoyo o Muerte

|

ASTORGA CULLELL2


Tanto el “Estallido Social” como el COVID 19 han afectado a la gran mayoría de las empresas; sin embargo, el sector gastronómico:

a) es uno de los más golpeados tanto por el “Estallido Social” como por la pandemia COVID, ya que ha debido permanecer cerrado por decisión de la autoridad y como consecuencia de las movilizaciones en el caso del estallido; y por decisión de la autoridad, que comprendemos, en el caso del COVID 19.

b) es el sector que más tarde volverá a la normalidad y que volverá con aforos que, tal como están definidos, lo obligan a funcionar bajo el punto de equilibrio, es decir seguir acumulando pérdidas.

c) es el sector que proporcionalmente más deberá invertir en la separación de espacios y medidas de seguridad para atender a sus clientes y proteger a sus trabajadores y proveedores.

A pesar de lo anterior el financiamiento COVID con Garantía estatal no ha llegado a los restaurantes, la mayoría ha recibido créditos por menos de la mitad de un mes de ventas, y no los tres meses que prometían los créditos COVID, y muchos de nosotros hemos debido proveer garantías adicionales.

Como continuidad a las políticas de Estado hacia la PyME de los últimos 40 años, el Estado ha definido medidas transversales, horizontales o multisectoriales, bajo el argumento, normalmente comprensible, que si aplicara medidas específicas para cada sector el Estado intervendría en la asignación de recursos que debiera hacer el mercado. (Los inversionistas preferirán invertir en aquellos sectores más privilegiados y no en aquellos en los que tienen mejores competencias).

Se ha comprobado, fehacientemente , fehacientemente que el Estado, en particular el Gobierno y el Parlamento, han mantenido esa política, a pesar de que las diferencias señaladas en los puntos a), b) y c) anteriores; además los créditos hacia la gastronomía han sido menores. Otros países de mayor o igual desarrollo económico que el nuestro han tomado medidas específicas para permitir la sobrevivencia (no estamos hablando de rentabilidad) del sector gastronómico. Lo que se propone son medidas ya implementadas por gobiernos serios como Alemania, Bélgica, Gran Bretaña, y muchos otros.

Nuestro sector produce un 1,9% del PIB, emplea directamente a 406.214 personas y genera indirectamente 934.292 puestos de trabajo, factura 236 millones de UF al año y agrupa a 73.608 empresas de las cuales el 78% son PyME que requieren medidas urgentes para no DESAPARECER.

Saludamos a los gremios gastronómicos ACHIGA, ANAGEC, regionales y comunales y su valiente batalla en defensa de los intereses de los restaurantes, sus trabajadores y clientes pero la dispersión de demandas ha impedido que la autoridad acierte en implementar soluciones a los problemas urentes: falta de liquidez y quiebra de restaurantes por las pérdidas que han acumulado. La sobrevivencia de los restaurantes depende que gobierno y Congreso tomen medidas significativas como la rebaja del IVA, un verdadero acceso al crédito y un manejo realista de las medidas de aforo, el resto es música.


Mario Astorga, Ing. Comercial U. de Chile, MBA Columbia University New York, Estudios Doctorales The Wharton School, Ex -Vicepresidente de FUNDES para AL, Ex Director Ejecutivo de CiPyME, Presidente de BordeRío


Henry Cullell, Ingeniero Civil Industrial PUCV, Magister en Mktg y Gestión Comercial Escuela Superior de Marketing-Madrid-España, Transformación Digital MIT, Gerente de Le Fournil