​Sistema de electroestimulación hace un llamado a las autoridades para que todos puedan tener acceso

|

A1Al año en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 15 millones de personas sufren un ataque cerebral, de las cuales 5 millones fallecen y 5 millones quedan permanentemente discapacitados. Y pese a las cifras, este tipo de enfermedades neuronales, han podido encontrar apoyo en tecnología como la electro-estimulación, la cual ayuda a recuperar funcionalidad en pacientes para reintegrarse a la sociedad. Pero pese a los esfuerzos, en Chile necesitamos seguir aumentando el acceso a este tipo de terapias.

Es por esto que Trainfes, sistema chileno que ha rehabilitado a más de 1.500 pacientes en centros asistenciales o incluso desde sus propias casas, hace un llamado a que se realice una mayor visibilidad y apoyo en estos temas. La idea del emprendimiento chileno es que todos los pacientes tengan accesos a tecnologías avanzadas para poder lograr una recuperación con un porcentaje mayor en cuanto a la normalidad que tenían antes del accidente.

“A lo largo del tiempo, hemos visto avances exitosos en los pacientes, algo que obviamente queremos que sea mucho mayor, pensando en la gran cantidad de personas que necesitan una recuperación íntegra. El llamado que hacemos como emprendedores, es a considerar este tipo de soluciones para pacientes que sufrieron por ejemplo un ACV o lesión Medular, quienes con esfuerzo, pueden lograr a volver a una normalidad. Desde que partimos esta terapia, estamos presentes con la tecnología en más de 50 hospitales y clínicas del país, por lo tanto, queremos seguir en esa línea ampliando la cobertura mucho más” asegura Moisés Campos, CEO de TrainFES.

La duda es ¿cómo funciona este sistema creado por chilenos? Se basa en una metodología que permite acelerar el proceso de rehabilitación de personas. En el fondo cuenta con un sistema de electroestimulación funcional, el cual provoca pequeños pulsos eléctricos, generando que los músculos paralizados tengan movimientos funcionales de manera coordinada y sincronizada. A través de un sistema de retroalimentación basado en sensores de posición, se puede asistir o sincronizar con una bicicleta, de tal manera que una persona que no pueda mover un pie o un brazo, pueda abrir la mano o extender el codo, incluso pueda realizar una acción sin inconvenientes.

En estos meses de pandemia producto del Coronavirus, TrainFES, ha logrado coordinar sus atenciones en forma remota con telerehabilitación para evitar exponer a sus pacientes, logrando que los pacientes sigan con sus tratamientos desde la distancia. Campos agrega que "Es clave poder mantener los avances y seguir mejorándolos través de ayuda en línea con especialistas en neuro-rehabilitación”