​Co-inspirándonos para superarnos

|

GonzaloJimenez


Co-inspirar puede ser considerada una acción revolucionaria. En una de sus acepciones iniciales, inspirar implica traer aire a los pulmones, por lo tanto, cuando inspiramos profundo renovamos la vida y la energía de nuestro ser. El segundo significado apela a sugerir ideas o sensaciones que potencien el ánimo creador de los otros. Ahora, si esa inspiración es mutua -yo te inspiro y tú me inspiras- esa complicidad creativa se multiplica al infinito.

Ya lo decía Humberto Maturana al promover una convivencia en la equidad de la relación: “Tenemos que cambiar nuestra actitud: en vez de competir, colaborar; en vez de desear, compartir. Por eso hablamos del fin del liderazgo tradicional y del inicio de la era de la co-inspiración y de la colaboración”.

En tiempos de re-construcción, transiciones y nuevas normalidades necesitamos definir con quién quiero compartir respiración. Quién me inspira y a quién inspiro. Como en una cadena de relaciones, más que competencias ciegas, debemos actuar como parte de un sistema buscando a quienes nos ayudan a crecer mejor y a quiénes podemos ayudar a hacerlo.

En ese espacio pro- activo de la co-inspiración busqué prácticas de excelencia en empresas familiares de otros países. Con más de 120 años de historia, J.M. Smucker Company atrapó mi atención. Detrás de más de cuarenta marcas tan reconocidas como mermeladas Smucker's, café Folgers, mantequilla de maní Jif, alimento para gatos Meow Mix, entre otras, se encuentra una cultura empresarial sobresaliente.

Es que el cómo se hacen las cosas y el para qué, marca diferencias y particularidades. J.M. Smucker hoy es una empresa Fortune 500 con ventas de casi $ 8 mil millones y con productos en el 90% de los hogares de EE.UU. Cuatro ideas que destaco de ellos:

1.-Un legado que se valora y proyecta. El actual CEO de la empresa, Mark Smucker, pertenece a la quinta generación de administración familiar de la empresa. Por lo tanto, su compromiso no solo está en mantener la sólida posición comercial de la compañía, sino también los valores familiares que la constituyen: calidad, el valor de las personas, ética, independencia y crecimiento continuo.

2.- Compromiso incansable con un saber-hacer enfocado en los consumidores. Este sentido está en el corazón de su estrategia de innovación. Un equipo llamado “Growth Insights” está siempre “mirando a la vuelta de la esquina” para profundizar en lo que sucede más allá de sus instalaciones para así comprender y cumplir con lo que los clientes buscan. En el corazón de los “Growth Insights”, una creencia rectora es el poder de la colaboración radical, el aprendizaje continuo y la construcción de conocimiento colectivo.

3.- Smuckers hace de su cultura y de su gente la base de sus éxitos. El rol que cada uno de los 7,000 empleados tiene en la empresa y el compromiso que tiene ésta con ellos es notable. Un ejemplo es el Programa formal de Inclusión y Diversidad que busca cultivar la comprensión y elevar la conciencia, al igual que escuchar y amplificar la diversidad de voces de sus empleados. En el 51 aniversario del levantamiento de Stonewall, el sitio web de la empresa destacó, valoró y se definió como aliada de la comunidad LGBTQ+ abierta y orgullosamente.

4.- Impactar positivamente. Smuckers se asume como parte de una comunidad y se compromete con ella. Se observan compromisos concretos con acciones diversas: desde voluntariados escogidos por los trabajadores y apoyadas activamente por la empresa; trabajo conjunto con el gobierno de Ohio para combatir el COVID-19 en la campaña #MasksOn, hasta iniciativas por el cuidado del medio ambiente. Smuckers construyó recientemente un parque eólico que producirá energía eólica renovable equivalente al 50 por ciento de toda la electricidad que usa la empresa.

Desde la perspectiva estratégica propuesta por el Nobel en Economía, Herbert Simon, Smuckers practica con convicción el altruismo inteligente, actúa con docilidad frente a sus stakeholders abriéndose a sus expectativas y necesidades, e incluso modificando sus objetivos en función de ellos, además fomenta la lealtad organizacional. Tres elementos claves que han permitido nuestra supervivencia como especie y que nos fortalecen a nivel individual y organizacional. Ganamos información valiosa, nos beneficiamos de lo que otros saben y pueden aportarnos, y coexistimos mejor con el entorno gracias a todas estas co-inspiraciones, que nos enriquecen y estimulan.

En esta pandemia y confinamiento, nuestro pequeño mundo ha sido nuestro universo, tenemos el desafío de ampliarlo para encontrar mejores soluciones a los problemas que vivimos. La co-inspiración apunta a construir bienestar y armonía para superarnos a nosotros mismos.


Gonzalo Jiménez Seminario

CEO Proteus Management & Governance,

Profesor de ingeniería UC