​Pandemia y números

|

Javier Fuenzalida AUna de las críticas sobre el trabajo del ministerio de salud respecto del coronavirus le costó el cargo al Dr. Magalish y que su colega Dr. Paris no ha resuelto, se refiere a las estadísticas de la pandemia.

Circulan en la web tres publicaciones oficiales del minsal, “cifras oficiales”, “informe epidemiológico” y el “informe diario”. Ninguno coincide. ¿Se imagina la confusión si el INE publicara tres IPC diferentes, tres índices de desocupación, o que el Banco Central publicara tres Imacec, tres cálculos del PIB y lo mismo si las diferentes instituciones del estado publicaran informes oficiales contradictorios?

Lo que no se comprende es por qué existiendo el INE, institución que se ha ganado un justo prestigio técnico y riguroso en su labor, el minsal no recurrió a su asesoría y ha demostrado que su DEIS (departamento se estadística e información de salud) no ha conseguido generar e informar fidedigna.

No sabemos el cuál de los tres informes es el correcto. Talvez ninguno lo es. Existen la duda porque se basan en los PCR cuyo origen como material estadístico no cumplen con los requisitos elementales sobre muestreo que permitan inferir la incidencia de la epidemia, los infestados, tratados, sanados y los muertos.

Las diferencias no son menores. En los números totales, ya en mayo mientras las cifras oficiales (CO) indicaban 291 muertos, el informe epidemiológico (IE) contaba 270 y el informe diario (ID) 260. Increíble. ¿Qué opina el Registro Civil y los cementerios porque no se pueden haber perdido 1.000 a 2.000 muertos desde que comenzó la pandemia?

Las discrepancias originadas desde el comienzo de la contabilización de la pandemia no han cesado a pesar de que toda la información proviene del DEIS. Sabemos que hubo discrepancias iniciales en los informes, pero esas diferencias continúan hasta el presente. Tampoco sabemos que dicen las autoridades, el congreso que no está “ni ahí” ni los proveedores como las empresas de pompas fúnebres y ¿A quién le rezan los diferentes credos religiosos?

La siguiente tabla muestra las discrepancias y que pone en tela de duda a la capacidad del ministerio de salud para contar y registrar los hechos:


Cuadro J.Fuenzalida

Lo más probable es que cuando estalló la epidemia en los últimos días de marzo, el minsal no estaba técnicamente preparado para sistematizar el sistema y elaborar la información. Simplemente sumó los exámenes PCR diarios, y sus informes suponen que generan muestras estadísticamente correctas como para inferir los números sobre los contagiados, los sanos, los asistémicos, contagiados probables, recuperados y muertos.

Los PCR, para que puedan generar muestras estadísticamente eficientes, deberían ser producto de que cada individuo de la población tuviera la misma probabilidad de ser incluido en la muestra, lo en este caso es falso porque no hay selección al azar sino que los examinados son personas que concurren libremente a realizarse los exámenes. No podemos saber cuál puede ser el sesgo que esta particular selección muestral contiene.

El error sería como si el INE calculara el IPC basado en la información que algunos comerciantes o prestadores de servicios fueran voluntariamente a sus oficinas a entregar las listas de precios de los que venden y sus respectivas cantidades.

Estos mismos problemas, con toda seguridad, se dan en muchos países. Los medios de prensa publican diariamente, sin indicar la fuente, los números sobre la pandemia algunos de ellos, su intensidad, infectados y muertos. ¿Alguien cree que en Venezuela hasta hoy solo había 1.096 casos y 36 muertos, o que en India con 1.200 millones de habitantes solo han fallecido 28.771 personas, o que aquí en Chile hay 334.683 casos con 8.677 fallecidos? Si los responsables se defienden afirmando que la metodología corresponde a la indicada por la OMS, quiere decir que la ONU está equivocada como ha ocurrido tantas veces.

Por otra parte, el examen comparativo de la información diaria muestra una extraña asociación o relación entre el número de PCR y el número de muertos. Cuando aumentan los PCR simultáneamente tiende a aumentar los muertes y los mismo cuando disminuyen los PCR, cae el número de muerto ¿Es esto una mera coincidencia de los datos que cubren 120 días desde el 25 de marzo o es consecuencia de un mal diseño o una simple coincidencia?

Es lamentable que no se haya acudido al INE para encomendarle el diseño de la metodología para generar información eficiente y que oriente a las autoridades y a la población para eludir el contagio. Hoy se ha divulgado un plan de “pasos a paso”, pero la información deficiente puede llevar a decisiones con consecuencias insospechadas.


Javier Fuenzalida A.

javierfuenzalidaopina blogspot

javier fuenzalida asmussen linkedin