​Pérdida de movilidad y masa muscular: Algunas secuelas de pacientes críticos por COVID-19

|

Salud 6


Muchos son los pacientes que han estado internados muy graves producto de la pandemia del Coronavirus, los cuales han logrado vencer los síntomas en algunas semanas. Pero pese a la mejora, una de las grandes secuelas que presentan paciente que han sobrevivido al cuadro, son las funcionales, donde muchas veces ya no pueden valerse por sí mismo para realizar sus tareas básicas, debido a una fuerte pérdida de la masa muscular.

Es por esto que el sistema chileno de rehabilitación TrainFES, ha logrado coordinar sus atenciones en forma remota con telerehabilitación para evitar exponer al paciente una vez que llega desde el establecimiento de salud a su residencia, buscando evitar exposiciones de las personas para que puedan continuar con sus tratamientos desde la distancia, evitando así perder tiempo en su terapia de recuperación.

"Salir de la UCI luego de permanecer semanas internado es algo complejo de sobrellevar, donde estás bajo la invasiva aplicación de ventilación mecánica y constante tratamiento con fármacos. Es por esto que estamos trabajando a toda máquina para recibir esta gran cantidad de pacientes recuperados de Covid19 que necesitarán apoyo para reinsertarse en su normalidad. Creemos que por todo lo que pasaron, es imposible pensar que puedan asistir a un centro médico para rehabilitarse, algo que pueden lograr mediante la telerehabilitación siendo sólo necesario un pequeño dispositivo y una cámara web” asegura Moisés Campos, CEO de TrainFES, sistema chileno que ha rehabilitado a más de 1.000 pacientes con daño neurológico, entregándoles herramientas para apoyar su recuperación.

De hecho, uno de los grandes consejos es mantener en movimiento al paciente, dentro de lo posible, moviendo con regularidad sus extremidades y fomentando cambios de postura. Esto se puede realizar incluso mientras está hospitalizado.

“La plataforma se basa en una metodología que permite acelerar el proceso de rehabilitación de personas. En el fondo cuenta con un sistema de electroestimulación funcional, el cual provoca pequeños pulsos eléctricos, generando que los músculos paralizados tengan movimientos funcionales de manera coordinada y sincronizada” comenta el CEO del sistema, que actualmente está presente con su tecnología para tratamiento neurológico en más de 50 hospitales y clínicas del país

Específicamente los equipos de TrainFES se pueden sincronizar por bluetooth con un tablet y un sensor inercial (acelerómetro) que se configuran fácilmente para poder coordinar la estimulación de diferentes músculos en forma secuencia, de tal forma de lograr movimientos funcionales, como por ejemplo la deglución, bipedestación y posteriormente la marcha.

La utilización del acelerómetro permite que el Kinesiólogo o terapeuta ocupacional puedan realizar el trabajo a distancia disminuyendo el contacto físico directo con el paciente ya que moviendo el acelerómetro el TrainFES generará la contracción muscular programada desde fuera de la habitación. También puede dejar una secuencia automatizada mientras atiende a otro paciente (ideal en pacientes sedados): o si el paciente está en proceso de bipedestación, el algoritmo del software/hardware permite que la estimulación sea para suplementario o completar el movimiento muscular realizado por el paciente, es decir genera estimulación en pendiente y no una respuesta todo no nada.

En Chile, los equipos de TrainFES están siendo utilizados en UPC de la Posta Central, en Hospital de la Florida para pacientes con bloqueo neuromuscular. En la Clínica Los Coihues, Universidad de los Andes e Indisa para el trastorno de la deglución post intubación.