Expertos informan que fraudes de ID online subieron un 37% desde que comenzó pandemia

|


Cibercrimen


Con el inicio de la crisis sanitaria, los estafas y fraudes han aumentado, de hecho, según el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC), durante mayo, recibió 40 alertas ciudadanas que tienen relación con este tipo de delito a través de la web, debido al incremento de compras y trámites en línea producto del confinamiento.

Asimismo, los fraudes son cada día más sofisticados y están diseñados para engañar fácilmente a las personas. En este contexto de pandemia, se ha producido un incremento sustancial de los fraudes ID online a nivel mundial subiendo un 37%, de acuerdo con Cloudflare, proveedor de seguridad web. Esto ocurre porque es fácil para los delincuentes aprovechar el miedo y el confinamiento para crear estafas y fraudes creíbles con supuesta ayuda estatal.

Esto es una alerta para que las empresas e instituciones se preocupen hoy más que nunca por la vulnerabilidad de los datos propios y de sus clientes, sobre todo en un contexto de teletrabajo, donde existe mucha información importante que se maneja en los hogares de los trabajadores, sin un protocolo adecuado para su eliminación.

Un estudio sobre el fraude de identidad en Chile, llevado a cabo por los expertos en prevención de las marcas Fellowes -fabricante de accesorios de oficinas y tecnología a nivel mundial-, y Davis Office- pioneros en la comercialización de artículos de oficina en el país-, reveló que en el año 2018 algunas empresas desechaban gran parte de la información sensible de sus clientes. Con esta manera de actuar, dejaban en manos desconocidas datos privados como nombre completo, RUT, fecha de nacimiento, dirección, correos, teléfonos, y hasta cuentas corrientes, quedando las personas expuestas a ser víctimas de falsificación de documentos o suplantación de identidad.

Por tanto, en el actual contexto que se está enfrentando se hace más urgente proteger la información confidencial, para evitar que delincuentes la utilicen para el ingreso y control de cuentas bancarias, solicitar créditos millonarios, facilitar actividades delictivas y terroristas organizadas, entre otras acciones.

Cabe destacar que los fraudes cometidos con información impresa dejan menos rastros para defender jurídicamente a la víctima, por lo tanto, es clave tomar medidas de prevención. Una de las soluciones que existen hoy en el mercado, son las destructoras de documentos automáticas Fellowes, de uso personal y para empresas, su tecnología en seguridad permite que los documentos confidenciales no puedan ser extraídos de la máquina hasta terminada su total destrucción.