Fallo que favoreció PAC Consultores fue revocado finalmente por la Corte Suprema

Constructora de alcalde Jadue fue favorecida por ministros de Rancagua expulsados por corrupción

|

Daniel Jadue

Un oscuro antecedente del juicio que llevó adelante la Municipalidad de Pichilemu por idenmización de perjuicios por incumplimiento contractual en contra de la empresa de arquitectos del alcalde Daniel Jadue salió a la luz en las últimas horas. Los dos ministros que le dieron la razón en 2018 de la Corte de Apelaciones de Rancagua fueron Emilio Elgueta y Marcelo Vásquez, ambos acusados de corrupción y expulsados del Poder Judicial con posterioridad a la revisión de esta causa. 


Se trata de la demanda que interpuso la Municipalidad de Pichilemu en el marco del proceso de licitación para desarrollar el Proyecto de Reconstrucción y Ampliación del Edificio Consistorial que en 2011 se adjudicó la empresa PAC Consultores, de Daniel Jadue, cuando éste aún no asumía como alcalde de Recoleta.


El proyecto no se materializó como había sido licitado, por lo que el municipio presentó la acción judicial para reclamar el pago de más de 200 millones de pesos como indemnización, porque la consultora incumplió el contrato. Al poco de iniciar las obras, PAC Consultores manifestó que no podía continuar porque el estudio de mecánica de suelo que había encargado estaba incompleto y que era necesario construir un pilote de hormigón por 500 millones de pesos. Pese a que el estudio formaba parte del contrato, finalmente la municipalidad debió encargar uno nuevo por lo que demandó a PAC Consultores por 206 millones de pesos.


En una primera instancia la empresa de Jadue ganó la demanda, argumentando que su empresa había subcontratado el estudio, por lo que no tenía responsabilidad en éste, lo que fue avalado por los cuestionados ministros de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Elgueta y Vásquez.  No obstante ello, luego la Corte Suprema resolvió que los jueces estaban obligados a circunscribirse al contrato, que las bases de la licitación dejaban claro que el adjudicatario era responsable de todo el proceso del proyecto, aunque subcontratara servicios, y que PAC Consultores no cumplió el contrato, perjudicando a la Municipalidad de Pichilemu, la que debió hacerse cargo del Estudio de Mecánica de Suelo. La empresa del alcalde Jadue fue condenada a pagar una millonaria indemnización al municipio.