OMS acelera investigación frente a nuevo coronavirus, plan de respuesta cuesta US$ 675 millones

|

OMS


La OMS ha organizado un foro mundial sobre investigación e innovación a fin de impulsar la adopción de medidas a nivel internacional frente al nuevo coronavirus (2019-nCoV).

«Aprovechar plenamente todo el potencial que ofrece la ciencia es fundamental para controlar este brote», dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Hay preguntas que necesitan respuesta, y herramientas que han de desarrollarse con la mayor celeridad posible. La OMS está desempeñando una importante función de coordinación al reunir a toda la comunidad científica para determinar las prioridades en materia de investigación y acelerar los avances».

El foro, que se celebra los días 11 y 12 de febrero en Ginebra, se organiza conjuntamente con la Iniciativa de Colaboración Mundial para la Preparación ante Enfermedades Infecciosas.

El foro reune a agentes clave, entre ellos científicos destacados y organismos de salud pública, ministros de salud y entidades de financiación que intervienen en investigaciones esenciales en materia de salud animal y salud pública en relación con el 2019-nCoV y en el desarrollo de vacunas, tratamientos y diagnósticos, entre otras innovaciones.

Los participantes debatirán diferentes áreas de investigación, como la identificación del origen del virus o el intercambio de muestras biológicas y de datos sobre secuencias genéticas.

Los expertos se basan en las investigaciones existentes sobre los coronavirus causantes del SRAS y el MERS e identificarán los déficits de conocimientos y las prioridades de investigación con objeto de acelerar la obtención de la información científica y los productos médicos más necesarios para reducir al mínimo los efectos del brote del 2019-nCoV.

Se espera que la reunión resulte en un programa mundial de investigación sobre el nuevo coronavirus, en el que se establezcan prioridades y marcos que puedan servir de orientación para saber qué proyectos llevar a cabo primero. «Comprender la enfermedad, sus reservorios, su transmisión y gravedad clínica y, seguidamente, desarrollar medidas eficaces para combatirla es fundamental para controlar el brote, reducir el número de muertes y reducir al mínimo las repercusiones económicas», dice la Dra. Soumya Swaminathan, Directora Científica de la OMS.

Ello acelerará asimismo la elaboración y evaluación de pruebas de diagnóstico, vacunas y medicamentos eficaces, al tiempo que se establecen mecanismos para que estos resulten asequibles para las poblaciones vulnerables y se facilita la participación de la comunidad.

«El proyecto de investigación y desarrollo de la OMS es una plataforma mundial en materia de estrategias y preparación que orienta la coordinación del desarrollo de medicamentos y vacunas antes de que se produzca una epidemia y que permite la activación rápida de actividades de investigación y desarrollo durante la epidemia. Acelera la disponibilidad de diagnósticos, vacunas, tratamientos y tecnologías que, a la larga, salvan vidas», añadió el Dr. Michael Ryan, Director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS.


PLAN DE US$ 650 MILLONES


Para evitar una mayor propagación del brote de nuevo coronavirus (2019-nCoV) tanto en China como a nivel mundial, y para proteger a los Estados cuyos sistemas de salud están menos preparados, la comunidad internacional ha puesto en marcha un plan de preparación y respuesta que abarca el periodo comprendido entre febrero y abril de 2020 y para el que se necesitan US$ 675 millones.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS señala: «lo que más me preocupa es que algunos países no disponen de sistemas para detectar a las personas infectadas, en caso de que las haya. Necesitamos urgentemente ayuda para que estos sistemas de salud más frágiles puedan detectar, diagnosticar y atender a las personas que han contraído el virus, prevenir una mayor transmisión entre personas y proteger a los trabajadores sanitarios».

En el Plan estratégico de preparación y respuesta frente al nuevo coronavirus se especifican las actividades que deben desarrollar en todo el mundo las organizaciones internacionales del ámbito de la salud, incluida la OMS, así como los recursos que necesitan para el periodo comprendido entre febrero y abril de 2020 con el fin de aplicar las principales medidas de salud pública que permitan que los países estén preparados y puedan combatir el 2019-nCoV. Los objetivos del plan son limitar la transmisión del virus entre personas, sobre todo en los países más vulnerables en caso de que se enfrenten a un brote; detectar, aislar y atender rápidamente a los pacientes; transmitir datos básicos sobre los eventos y los riesgos; reducir al mínimo las repercusiones sociales y económicas; limitar la propagación del virus a partir de fuentes animales, y resolver incógnitas importantes.

El plan se centra en:

- poner en marcha con rapidez la coordinación y el apoyo operativo a nivel internacional;

- ampliar lo necesario las operaciones de preparación y respuesta en los países;

- agilizar las actividades de investigación e innovación prioritarias.

El Dr. Mike Ryan, Director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, explica que «para responder eficazmente a un brote es necesario haberse preparado suficientemente antes de que se produzca. Por eso buscamos recursos que ayuden a los países más vulnerables a proteger a sus poblaciones del nuevo coronavirus antes de que este llame a sus puertas».

Como se indica en el plan, la OMS considera que este brote representa un riesgo muy elevado en China y un riesgo elevado a nivel regional y mundial. En la evaluación de riesgos se tuvieron en cuenta factores como la probabilidad de que el virus se siga propagando, las posibles repercusiones para la salud humana y los distintos niveles de eficacia de las medidas nacionales de preparación y respuesta. Asimismo, en el plan se insta a actuar con rapidez para hacer frente a estos riesgos y prestar el apoyo necesario en determinadas esferas.

A fecha de 5 de febrero a las 10.00 horas (CET), 25 países han notificado casos confirmados del nuevo coronavirus, entre ellos China. En este país ha habido 24 363 infectados, que suman más del 99% del total mundial. En el resto de los países, el número de infectados ha sido, en conjunto, de 191.