​BICE Inversiones no descarta efecto rezagado de alza en tipo de cambio sobre el IPC

|

Inflaciu00f3n


El INE informó este miércoles que el IPC de diciembre mostró una variación de 0,1% con respecto al mes previo, sorprendiendo negativamente al consenso, que esperaba un registro de 0,2%, tal como lo apunta BICE Inversiones. Esto implica que la inflación en el año 2019 acumuló un avance 3,0%.

En particular, cinco de las doce divisiones aportaron incidencias positivas, donde destacó transporte (1,7%) y vivienda y servicios básicos (0,6%). Lo anterior, fue compensado por seis divisiones que incidieron negativamente, donde destacó alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,5%). Y en específico, la división de educación no registró variaciones.

Finalmente, la medida que excluye los precios más volátiles (IPC SAE), mostró una variación mensual de 0,1%, acumulando en el año 2019 un avance de 2,5%.

El IPC de diciembre, en definitiva, se ubicó bajo la proyección de BICE Inversiones, con lo que acumuló un avance en el centro del rango meta del Banco Central.

“Los productos que mostraron una mayor incidencia positiva fueron el servicio de transporte en bus interurbano (con alza de 16,0% en el mes), la gasolina y los automóviles nuevos. Por otra parte, los productos que tuvieron una mayor incidencia negativa fueron alimentos perecibles, como el tomate (que cayó -10,8% en el mes) y la carne de pollo, y el paquete turístico. Así, la mayor sorpresa estuvo vinculada a caídas mayores a las esperadas en las divisiones de alimentos y bebidas no alcohólicas y a la de recreación y cultura, donde los productos que las componen están expuestos a la variación en el tipo de cambio”, comentó la entidad financiera.

Sobre lo anterior, consigna, “se puede desprender que el alza en el tipo de cambio posterior al inicio de la crisis social a mediados de octubre por ahora ha tenido un menor efecto en los precios que enfrentan los consumidores. Sin embargo, no descartamos que en el primer trimestre del año 2020 haya un efecto rezagado del alza del tipo de cambio y algunos efectos puntuales, como la sequía o la reciente alza del petróleo internacional, que puedan tener un efecto positivo para la inflación. De esta forma, proyectamos de manera preliminar un avance de 0,3% para el mes de enero.”

En tal sentido, concluyó que “creemos que la inflación durante el primer semestre mostraría una trayectoria alcista en términos de variación anual. Sin embargo, creemos que para el mediano plazo habría factores que podrían contener a la inflación, como son una regulación en los precios de bienes y servicios básicos, una compresión en los márgenes de las empresas y una menor demanda de los consumidores. Así, para fines del año 2020, la inflación se ubicaría en la parte baja del rango meta del Banco Central, lo que dejaría espacio para que la autoridad monetaria realice recortes en su TPM en la segunda parte del año 2020”.

IPC Grafico DIC 2019