Ex SVS sobre el Caso Cascadas: “Se defraudó el interés de los minoritarios”

|

Julio ponce lerou



El ex Superintendente de Valores y Seguros, Fernando Coloma, quien inició la investigación administrativa y formuló cargos en el denominado “Caso Cascadas”, declaró durante dos jornadas en el marco del segundo juicio oral seguido en contra de Aldo Motta Camp, ex gerente de las denominadas “Sociedades Cascadas”, controladas por Julio Ponce Lerou (en la foto).

En ese contexto, el ex SVS sostuvo que la labor del ente regulador se basó en la recopilación pormenorizada de un conjunto amplio de operaciones, a partir de las cuales se pudo constatar un patrón donde se daban compras y ventas cruzadas entre sociedades cascadas, tanto directamente como a través de intermediarios, cuyas características le permitió a dicha institución concluir la existencia de un “esquema” con el cual se benefició al controlador y se “defraudó el interés de los minoritarios”.

Coloma enfatizó que en este grupo de “operaciones simuladas”, ejecutadas con “mecanismos artificiosos” por entidades que finalmente respondían sólo al interés del controlador de las cascadas, no existía una verdadera voluntad de vender y ni de adquirir por quienes intervenían en estas compras y ventas de títulos SQM, manipulándose de esa forma el mercado de valores y dañando su adecuado funcionamiento.

También se destacó por Coloma que él siempre actuó con total independencia, desechando que alguna autoridad política le hubiese dado instrucciones en un determinado sentido. Esto, en un contexto donde sostuvo que frente a su formulación de cargos, los imputados levantaron la tesis de que él habría actuado por ordenes del Presidente Sebastián Piñera, quien lo nombró en el cargo.

Por otra parte, Coloma señaló que una vez que la institución que dirigía decidió formular cargos en el “Caso Cascadas” por una serie de graves vulneraciones a la Ley de Mercado de Valores, las defensas de los imputados iniciaron más de 40 acciones judiciales de diversa naturaleza, tanto en contra de la Superintendencia como de quienes trabajaban en ella. Lo anterior, sostuvo, incluyó acciones criminales dirigidas personalmente en contra de él, las cuales finalmente fueron desestimadas, ya que según Coloma se estableció por la justicia que los querellantes habrían actuado con “abuso del derecho”.

Llamó especialmente la atención lo dicho por Coloma acerca de la constitución y funcionamiento de una comisión investigadora en la Cámara de Diputados, donde se investigó la actuación de la Superintendencia de Valores y Seguros en el “Caso Cascadas”, aún cuando el proceso sancionatorio estaba en pleno desarrollo. El ex Superintendente señaló que algunos diputados realizaron planteamientos y le efectuaron preguntas que iban “en la misma dirección” que la planteada por las defensas de los imputados en la investigación administrativa que se estaba desarrollando. Esto cobra relevancia, si se considera que a raíz de los casos sobre “platas políticas” donde se imputó a SQM por el delito de soborno, se divulgó información sobre supuestos pagos de la minera no metálica a diputados que participaron en dicha comisión.

La defensa de Motta cuestionó la objetividad de Coloma, fundado en que la primera información sobre las operaciones del “Caso Cascadas” la habría recibido de Raimundo Valenzuela, vinculado al Fondo Moneda, querellante de la causa. Ante esto, el ex Superintendente señaló que en ese momento no conocía del nexo de ese fondo con quien entregó dicha información, y que en todo caso él siempre investigó todo lo que recibía, cuando estaba dentro de sus competencias y le parecía plausible. En su declaración además manifestó que el análisis de las operaciones cascadas estuvo cargo de un equipo de expertos, altamente calificados y con amplia trayectoria al interior de la SVS, y que las decisiones adoptadas en el caso se tomaron bajo criterios objetivos y con un sólido respaldo técnico.

Por otra parte, la defensa de Motta cuestionó que desde el año 2017 Coloma se desempeña como director independiente de ILC, Holding de la Cámara de la Construcción, el cual tiene acciones en AFP Hábitat, que es querellante en el “Caso Cascadas”. Ante esto, Coloma destacó que asumió como director independiente más de tres años después de que dejara la Superintendencia, lo que supera con creces la prohibición legal vigente de 6 meses, y que en caso alguno dicho directorio se vincula con su rol como ex titular de dicha institución, señalado que incluso le tocó sancionar a personeros de Hábitat mientras lideró la SVS.

A su vez, Coloma precisó que si bien fue él quien formuló cargos, fue su sucesor nombrado por la Presidenta Bachelet, Carlos Pavez, quien finalmente cursó las sanciones en contra de los implicados en el “Caso Cascadas”.

En el primer Juicio Oral del denominado “Caso Cascadas”, Motta Camp fue condenado por voto unánime como autor de diversos delitos de la ley de Mercado de Valores a una pena de 4 años de cárcel remitidos, más diversas inhabilidades. Dicho juicio fue anulado en votación dividida, 3 a 2, por la sala penal de la Corte Suprema, ordenando su repetición. El fallo del máximo tribunal no cuestionó la calidad de delito de los hechos que se imputan a Motta ni su participación. El voto de mayoría fundó su decisión sólo en que la sentencia condenatoria se habría extendido a más hechos que los incluidos en la acusación del Ministerio Público y los querellantes.

Se espera que se conozca el veredicto de este segundo juicio durante el mes de Noviembre de este año, en lo que se ha calificado como el mayor caso criminal por vulneración a la ley de valores de la historia judicial chilena.