Ocupación hotelera en Región de Valparaíso se ubicó por debajo de expectativas en enero

|


Viu00f1a del mar

De acuerdo a un sondeo realizado por el Departamento de Estudios de la Cámara Regional del Comercio de Valparaíso, la ocupación promedio para la segunda quincena de enero alcanzó un 58% entre los alojamientos turísticos de la región de Valparaíso. En tanto que el promedio mensual se ubicó en 59% y cerca de un 90% de los encuestados señaló que los resultados se ubican por debajo de sus expectativas.

La ocupación mensual alcanzada significa una disminución de 14,8 puntos porcentuales con respecto a igual período del año 2018, en donde el mismo sondeo arrojó una tasa del 74%, representando la segunda baja consecutiva dentro del período de análisis desde el 2017, en donde en pleno apogeo del turismo de shopping la media regional se ubicaba en 81%.

En este sentido, la zona comprendida por las comunas de Valparaíso, Viña del Mar y Concón obtuvo una ocupación cercana al 61%, 19,5 puntos porcentuales por debajo de lo evidenciado en el mismo período del año pasado. A su vez, el Litoral del Norte - que incluye a Quintero, Puchuncaví, Zapallar y Papudo - registró una tasa de un 62% versus 85,7% del 2018; mientras que Olmué alcanzó un 60,5% de ocupación, experimentando una caída de 23,5 puntos porcentuales respecto del 2018.

Del total de visitantes, un 67,8% fue de origen nacional, mientras que el 32,2% restante estuvo marcado por la presencia de norteamericanos, europeos, brasileros y argentinos. La estadía promedio en la región ha sido de 2,3 noches por turista.

Para la primera mitad de febrero, a nivel regional, las reservas alcanzan un 46,6%, muy por debajo del 65,9% que se regresaba a la misma fecha durante el 2018.

Pier-Paolo Zaccarelli, presidente de la Cámara Regional del Comercio de Valparaíso, explicó que “la menor actividad turística en la región, siguió afectada por la importante baja de turistas argentinos, que no pudo atenuarse con la llegada de turistas de otras nacionalidades como norteamericanos, brasileros y europeos. Además de la fuerte competencia por los turistas chilenos que establecen tanto los destinos nacionales como internacionales. Si ha esto agregamos efectos de competencia hotelera desigual, con la amplia cobertura de plataformas de arriendos online y la inestabilidad climática que afectó la 2da quincena. El resultado de enero es de una baja importante en la actividad turística y en la actividad económica que genera este sector directa e indirectamente.”